Ernest Maragall con Miquel Puig y Elisenda Alemany tras una rueda de prensa en la sede de ERC. /EFE/Enric Fontcuberta

Maragall ofrece a Colau formar un cargo inédito en el Ayuntamiento

stop

Maragall ofrece a Colau ser su adjunta en la alcaldía y repartirse a partes iguales todos los cargos del ayuntamiento

Barcelona, 06 de junio de 2019 (20:07 CET)

Ernest Maragall ofrece a Ada Colau un “acuerdo sólido” entre ERC y Barcelona en Comú para gobernar la ciudad los próximos cuatro años. En un artículo en El Periódico, Maragall concreta los términos del pacto: propone a los comuns un “gobierno 50/50”, en el que las dos formaciones se repartan los cargos y en el que Colau asumiría un cargo inédito, un rol político "del máximo nivel, complementario al alcalde”.

El candidato republicano insiste en que “es el momento de un acuerdo sólido” entre los vencedores de las elecciones del 26-M en la capital catalana. ERC superó en votos a los comuns, aunque empataron a diez concejales. Juntos estarían a un concejal de la mayoría absoluta.

Maragall insiste en que los resultados del 26M deben leerse “con mirada larga”, apartando “todo interés personal y efímero” y pensando en la responsabilidad política.

Critica “la aritmética de combinaciones nada naturales”, en referencia a la posibilidad de un acuerdo entre los comuns y el PSC que hiciera alcaldesa a Colau con el voto de los concejales de Manuel Valls.

Cordón sanitario a Valls

Sobre esta posibilidad de que Valls decida la alcaldía, Maragall advierte que “la derecha reaccionaria y minoritaria quiere condicionar los próximos cuatro años de mandato. Ante esta situación, el republicano recuerda a Colau que “tenemos la obligación de hacernos fuertes y dignos. Barcelona nos ha pedido que hagamos políticas ambiciosas y transformadoras, al tiempo que también nos ha exigido que no dejemos de luchar por la defensa de los derechos y las libertades, por el libre retorno de presos y exiliados, por el referéndum de autodeterminación y el diálogo institucional”.

Maragall recalca que los anteriores “retos” solo serán posibles si ERC y BComú se alejan de la “confrontación permanente” y lideran “vía Barcelona” en favor del diálogo y las políticas sociales.

ERC propone a BComú un gobierno paritario en el que se repartirían los cargos. Maragall ofrece a Colau ser su ajunta como alcalde de Barcelona. Para ello, plantea la creación de “una nueva figura con las máximas atribuciones y representatividad, para poder consolidar un tándem institucional y de gobierno con Ada Colau”. Esta tendría “un rol político del máximo nivel, complementario al del alcalde”, durante todo el mandato de cuatro años.

Como condición, Maragall exige que Colau renuncie a la negociación con el PSC y con Valls. “no queremos ni podemos ser espectadores de una negociación paralela que exige el voto de Manuel Valls. Sería inaceptable un diálogo bilateral pero explícitamente sometido a la posible utilización, por activa o por pasiva, del 'voto Valls'. ¡No me entra en la cabeza!”, subraya el candidato republicano.

Maragall finaliza el artículo con una durísima crítica contra el PSC, su anterior partido. Indicó que “el PSC de hoy ha malvendido todo carácter propio y se ha convertido en una sucursal de la vergüenza, instalada cada vez más en la total negación del 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad