Mas apuesta por la independencia si no hay pacto fiscal

stop

REIVINDICACIÓN NACIONAL

Manel Manchón

El president de la Generalitat, Artur Mas, con la presidenta del Parlament, Nuria de Gispert (d), y de los miembros de su Gobierno
El president de la Generalitat, Artur Mas, con la presidenta del Parlament, Nuria de Gispert (d), y de los miembros de su Gobierno

11 de septiembre de 2012 (17:50 CET)

La manifestación en favor de la independencia de Catalunya que inunda las calles del centro de Barcelona puede marcar un punto de inflexión que afectará a los dirigentes políticos catalanes y del conjunto de España. La Diada puede ser, este año, decisiva.

Así lo entiende el presidente de la Generalitat, Artur Mas, quien ha querido dejar clara su posición después del acto central de la Diada en el Parc de la Ciutadella. Preguntado por la BBC, Mas ha contestado en inglés que “si no hay acuerdo sobre el pacto fiscal el camino de Catalunya hacia la libertad está abierto”.

Con esas palabras, Mas se hace suyo el clamor independentista de la manifestación, pero mantiene su prioridad en esta legislatura de alcanzar un acuerdo fiscal con el Gobierno español, que le permita ganar tiempo.

A pesar de su imagen distante y serena, Mas llegaba a esa conclusión tras un acto emotivo en el Parc de la Ciutadella, que ha contado con la lectura de poemas y música, presentado por la periodista, exdirectora de TV3, Mònica Terribas.

Pulso con el Gobierno central

Horas antes, Mas no se ha pronunciado en la ofrenda floral a Rafael de Casanova, que se ha convertido en un acto rutinario de los dirigentes políticos catalanes, sin mayor pasión o emoción. Al acto, sin embargo, no ha acudido Josep Antoni Duran Lleida.

El líder de Unió Democràtica, convaleciente de una operación de menisco, sí estará en la manifestación, que apoyó en el último momento al interpretar que no sólo será una expresión del independentismo.

Pero el pulso entre la Generalitat  y el Gobierno central ya se ha producido. Las palabras de Mas indican que la entrevista que mantendrá con Rajoy el 20 de septiembre puede ser trascendental. El presidente del Gobierno ha querido, sin embargo, avanzar algunas cosas.

El momento de cooperar

Para Rajoy no es el momento de grandes movimientos, y sí el de la “cooperación”, el de “trabajar juntos” para que Catalunya pueda crecer de nuevo y generar empleo.

Si se crece, ha venido a decir Rajoy, habrá más ingresos a través de los impuestos, recordando, sin manifestarlo de forma directa, que la Generalitat ingresa el 50% del IVA, el 50% del IRFP y el 58% de los impuestos especiales, según el sistema de financiación autonómico vigente desde 2009.

Pero se ha sumado una nueva voz antes de la manifestación, la de la Comisión Europea.

Un nuevo tratado de adhesión


El portavoz del ejecutivo comunitario, Olivier Bailly, ha asegurado que si una región europea declarase la independencia respecto a un Estado europeo, dejaría de formar parte de forma inmediata de la Unión Europea y debería negociar un nuevo tratado de adhesión con Bruselas.
 
Y toda nueva adhesión debe ser aprobada por unanimidad, la de los 27 miembros de la UE.

El debate, en todo caso, está abierto con mayor fuerza que nunca desde esta Diada, como admiten abiertamente algunos miembros del PSC, que como partido no asistirá a la manifestación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad