Mas asegura ahora que no se irá tras las elecciones del 27S

stop

PROCESO SOBERANISTA

Comparecencia del President Artur Mas para anunciar elecciones en 2015

Barcelona, 16 de enero de 2015 (10:51 CET)

Las cosas han cambiado. Todavía pueden resultar satisfactorias para el movimiento soberanista, pero dependerá de que se produzca "una clara mayoría absoluta" en las urnas el 27 de septiembre.

El President Artur Mas, que ha dado pasos de gigante que nadie esperaba en el seno de Convergència y menos en Esquerra Republicana hacia la independencia de Cataluña, sabe recuperar el discurso más clásico de la federación nacionalista.

Y, en una entrevista en Rac1, Mas ha asegurado que, como ya se ha descartado su deseo de comparecer en las urnas con una lista unitaria del soberanismo, tras las elecciones del 27 de septiembre, y si no hay una mayoría absoluta de las fuerzas políticas independentistas, él intentará "gobernar como pueda", con los acuerdos que establezca. Con ello, Mas se desdice y no abandonará su carrera política.

Mas tenía fijada la fecha del 22 de marzo para las elecciones


En su conferencia en el auditorio del Fòrum de Barcelona, después del 9N, Mas estableció una hoja de ruta que pasaba por una lista unitaria, unas elecciones inmediatas, y un proceso de 18 meses para establecer una Constitución catalana, que concluyera con unas nuevas elecciones constituyentes. Tras ese periodo, Mas se comprometió a dejar la política, una vez encauzado el proceso hacia la independencia de Cataluña. Ahora todo ha cambiado.

Mas ha querido revelar que tenía pensado convocar elecciones para el 22 de marzo, si existía esa candidatura unitaria, pero que, como plan alternativo, también había fijado en su calendario el 27 de septiembre. Finalmente, y ante la imposibilidad de esa lista, Mas se decidió por las elecciones en otoño que convocará, exactamente, "el 3 de agosto".

El President será el candidato con la "matriz" de CiU


La cuestión es que Mas está dispuesto a seguir adelante, aunque la hoja de ruta con Esquerra Republicana todavía no está cerrada. La voluntad es hacerlo cuanto antes, pero si llega después de las elecciones municipales "no pasará nada". Mas ha insistido en que si se quiere continuar, para constituir un estado propio, "se necesitará una clara mayoría absoluta, y si no se consigue, aceptaré los resultados y miraré de gobernar con los acuerdos que se puedan establecer, porque esa habrá sido la decisión de los ciudadanos".

A diferencia del presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, Mas ha rechazado fijar una fecha para la independencia de Cataluña.

Para Junqueras debería llegar en 2016. Y, siguiendo la idea de que ya no habrá lista unitaria, Mas ha constatado que se presentará como candidato "con la matriz de CiU", y con la posibilidad de contar con independientes o personalidades que quieran incorporarse, con un proyecto similar al que estableció Pasqual Maragall en 2003 con el PSC y el colectivo de Ciutadans pel Canvi.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad