Mas busca una salida de emergencia a la crisis con patronales y sindicatos

stop

CUMBRE

01 de mayo de 2013 (21:09 CET)

La grave crisis económica, que ha dejado las finanzas públicas catalanas al borde del colapso, y al sector privado sin financiación, ha llevado al President Artur Mas a convocar una cumbre con los sindicatos y las patronales para el 15 de mayo, en la que busca una salida de emergencia.

Artur Mas ya ha emplazado a los interlocutores sociales a esa reunión, después de que decidiera desconvocar la cumbre en el Palau de Pedralbes hace unas semanas con el argumento de que pudiera caer en un cruce de acusaciones políticas que no conducían a nada.

Y es cierto que todo llevaba a las conclusiones que temía Mas. En parte porque el Govern no tenía ninguna intención de negociar partidas presupuestarias al alza, como le reclamaba el PSC, el partido que más trató de impulsar esa reunión.
Lo que pedían los socialistas es que el Govern de CiU situara algunas prioridades en su necesario programa de reducción del déficit, como las partidas sociales en materia de educación.

El derecho a decidir y el día a día

Mas, finalmente, decidido a negociar todo lo que pueda para ir avanzando en la legislatura, ha convocado únicamente a los sindicatos y a las patronales, sin los partidos políticos. El gobierno catalán ha entendido que debe reaccionar y tratar de paliar, en lo posible, las enormes grietas que está sufriendo el estado de bienestar en Catalunya. Sin olvidar, porque ese fue su compromiso político al adelantar las elecciones, el derecho a decidir.

La cuestión es que ese doble camino, avanzar en crear “estructuras de estado”, tras el acuerdo al que llegó con Esquerra Republicana, y gestionar la crisis económica comienza a no ser compatible. Para los republicanos, en cambio, es la otra cara de la misma moneda. Y, ante el incremento de las dificultades económicas, Esquerra reclama que se acelere el proceso soberanista.

El gran muro del Estado

Pero Mas, y algunos dirigentes de CiU y miembros del propio Govern, comienzan a ver que ese camino de los republicanos chocará contra un gran muro, el que ha situado el Gobierno de Mariano Rajoy.

En cualquier caso, y a la espera de cómo se negocia el margen de déficit para 2013 con el Ejecutivo español, --el Govern buscará pasar del 1,2% concedido al 2%, sin acabar de aceptar el posible 1,8% que le podría otorgar el Ministerio de Hacienda—Mas desea llegar a acuerdos concretos tras la cumbre del 15 de mayo.

Para Oriol Junqueras, el presidente de ERC, la responsabilidad de la situación de Catalunya “es del Gobierno español”, porque no ha pagado partidas pendientes, como la disposición adicional tercera del Estatut, sobre las inversiones públicas del Estado. Así lo volvió a explicitar este miércoles en la manifestación del 1 de Mayo.

Recuperar el Acuerdo Estratégico

Mas considera que no le queda otra opción. Negociar con Madrid, y buscar acuerdos internos en Catalunya.
Y los sindicatos y las patronales han reaccionado de forma positiva, pese a un cierto escepticismo. La UGT entiende que lo que pretende Mas es actualizar el Acuerdo Estratégico que puso en marcha el primer tripartito presidido por Pasqual Maragall.
 
En los últimos dos años las políticas adoptadas en aquel acuerdo se han diluido, pero la plataforma existe, y el Govern la quiere recuperar.

El secretario general de UGT de Cataluña, Josep Maria Álvarez, considera que el Acuerdo Estratégico también puede servir para negociar problemas concretos como la creación de una Renta Garantizada de Ciudadanía o el gasto en políticas activas de empleo. Todo ello podría ser una solución a corto plazo, que es lo que pretende Artur Mas.

También Foment del Treball ha recibido la convocatoria con predisposición. Es lo que queda, a lo que están obligados ahora todos los agentes sociales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad