Más evidencias de la implicación de Convergència con el escándalo Millet

stop

El partido de Artur Mas vuelve a estar en el eje de la investigación del juez por presuntos cobros irregulares

Fèlix Millet.

23 de mayo de 2012 (09:02 CET)

Una vuelta de tuerca más en el ‘caso Palau’. La trama de corrupción montada por Félix Millet, refuerza sus implicaciones con el partido del actual presidente de la Generalitat, Artur Mas, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), y el escándalo de los fondos desviados.

El juez Josep Maria Pijuan, encargo de investigar la presunta financiación irregular de Convergència, ha citado a declarar como imputado al empresario Juan Antonio Menchén Alarcón, exadministrador de la empresa Mail Rent, la sociedad matriz de las empresas de buzoneo Letter Graphic y New Letter. La mayor parte de sus ingresos, 775.000 euros, se trastocaron en donaciones al partido nacionalista.

Las sospechas del juez que estas sociedades fueron meros instrumentos para que la constructora Ferrovial hiciera llegar fondos al partido fundado por Jordi Pujol a cambio de concesiones de obras está en el fondo de la citación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad