Carles Puigdemont junto a Artur Mas. EFE/Alejandro García
stop

"Puigdemont no puede decidir la lista solo, porque el criterio de una persona no siempre es el mejor", advierte Mas sobre las elecciones generales

Barcelona, 23 de febrero de 2019 (13:57 CET)

El ex president de la Generalitat Artur Mas ha aireado este sábado unas duras críticas contra sus sucesores Carles Puigdemont y Quim Torra. Mas, inhabilitado de la primera línea de la política por el 9N, manifestó que el líder huido "no puede ni debe decidir solo" la lista que el Pdecat intenta acordar con Junts per Catalunya y la Crida (el nuevo partido de Puigdemont) para las elecciones generales del 28-A.

El líder instalado en Bruselas "tendrá su palabra" a la hora de acordar las listas, pero no será la única, avisa Mas. "Tampoco las decidía yo en su momento", recordó el ex presidente de Convergència, y añadió: "Ahora Carles Puigdemont no puede decidir la lista solo, ni debe hacerlo, porque el criterio de una persona no siempre es el mejor".

Mas es partidario de agrupar estas decisiones "dentro de las sensibilidades" del partido y rechaza que la confección de la lista caiga en manos de un individuo, en este caso Puigdemont. En declaraciones a RAC1, Mas también criticó al Govern de Quim Torra por su estrategia frente al Gobierno de Pedro Sánchez, y le recomendó no convocar elecciones autonómicas este año.

Esta semana, el Pdecat emplazó a la Crida a consensuar el candidato a las elecciones generales en primarias. Puigdemont, por su parte, siguió presionando a los partidos independentistas para formar una lista unitaria, y colocó sobre la mesa el nombre de un nuevo aliado que le apoya en esta propuesta: el expresidente de ERC y exvicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira.

Mas, a Puigdemont: vamos a Madrid a "hacer política", no a bloquearla

El ex presidente de la Generalitat participa en las conversaciones de Pdecat, JpC y la Crida para dar forma a las listas de las elecciones generales. Estas reuniones han elevado la tensión en las filas demócratas, cuya ala moderada rechaza ceder la batuta a la Crida y a Puigdemont en la confección de las listas y apuesta por acudir a Madrid para "hacer política" y no para bloquearla.

Mas reconoce que hay "un debate interno" en el Pdecat porque "hay personas que querrían recuperar lo que era la mejor Convergència". "Es cierto que hay personas que necesitan identificar algo que se parezca a aquello para tener un referente político y electoral cómodo", dijo. Y agregó que "hoy por hoy" no tiene ganas de volver a la política, aunque no descarta que vuelvan en el año de inhabilitación que le queda.

Durante la conversación, el ex presidente catalán también criticó a la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, por su viaje a Waterloo de este domingo para protestar ante la casa de Puigdemont. Tildó toda la situación de "numerito de cobardes" ya que quiere lanzar un mensaje al ex president "de cara a las cámaras" pero sin "decírselo a la cara".

Torra debió "estabilizar" una mayoría de PSOE y Podemos

Con respecto a la estrategia que ha seguido el Govern de Torra en sus conversaciones con el Ejecutivo de Sánchez, Mas se mostró en desacuerdo con muchas de las decisiones de la Generalitat actual. Y, sin llegar a censurar el rechazo a los presupuestos, dijo que él "habría hecho un plan para estabilizar la mayoría en España de PSOE y Podemos".

"Yo no habría querido de ningún modo arriesgarme a una mayoría de socialistas y Ciudadanos, que será peor que una mayoría de socialistas y Podemos, y no me habría querido arriesgar para nada a que el tripartito andaluz, con la ultraderecha, esté en el puesto de mando de la política española", comentó. No obstante, consideró que PSOE y Podemos "no traerán la solución rápida y definitiva" al conflicto catalán.

"Pero mientras yo no tenga la fuerza para desconectar legalmente del Estado español y la independencia de Cataluña no sea un hecho, yo he de procurar defender nuestra posición", con una mayoría en España que no provoque "el mismo nivel de agresión que los otros", dijo. Por eso, su apuesta pasa por "estabilizar" una mayoría de PSOE y Podemos en España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad