La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas (c), el pasado domingo, junto a miembros del grupo parlamentario de Cs y los cargos electos de la formación en Girona, durante su visita este sábado a Amer, localidad natal del expresidente catalán Carles

Puigdemont propone una cita a Arrimadas ante su visita a Waterloo

stop

La líder de Ciudadanos en Cataluña se desplazará este domingo a Waterloo para decirle a Puigdemont que "no es presidente de nada"

Marcos Pardeiro

Economía Digital

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas (c), el pasado domingo, junto a miembros del grupo parlamentario de Cs y los cargos electos de la formación en Girona, durante su visita este sábado a Amer, localidad natal del expresidente catalán Carles

Barcelona, 22 de febrero de 2019 (12:05 CET)

La iniciativa de Inés Arrimadas de acudir este domingo a Waterloo (Bélgica) para denunciar las imposturas de Carles Puigdemont no ha dejado indiferente a nadie. Ni a Puigdemont ni a los adversarios del PP, que discrepan de la estrategia de Ciudadanos de buscar el cuerpo a cuerpo con el líder huido.

"Vamos a ir allí a recordarle a Puigdemont que la república no existe, que parece que lo sabe todo el mundo menos él. Y también decirle que no es presidente de nada. Es simplemente un fugado de la justicia. Y, por último, que deje de hablar en nombre de Cataluña porque somos muchos más los catalanes que queremos seguir siendo catalanes, españoles y europeos", anunció Arrimadas desde las redes sociales.

La ofensiva de Ciudadanos en territorio Puigdemont tuvo su primer episodio el pasado domingo, cuando Arrimadas acudió a su pueblo natal (Amer, Girona) para protagonizar un acto político que concluyó con una arrancada de lazos amarillos.

Satisfechos por la recibida que tuvo esta iniciativa entre sus simpatizantes, Ciudadanos ha decidido doblar la apuesta. No obstante, el partido de Arrimadas aclaró que la intención no es entrevistarse con Puigdemont.

Cita entre Puigdemont y Arrimadas

Después de conocer este detalle, el líder soberanista no dudó en entrar al trapo y propuso a la jefa de la oposición en Cataluña una charla. "¿Cómo me lo quiere decir, por telepatía, por megafonía? Mira que ya es raro esto de hacer 1.300 Km para ir a un lugar que no existe para decirme que no existo... Hagámoslo sencillo: ¿Y si habláramos como dos personas que representamos a ciudadanos de Cataluña y tenemos opiniones diferentes?", propuso Puigdemont. 

La situación generada encenció al líder del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, que deploró la “competición de cartelitos” de Ciudadanos con “el rey del populismo”, en alusión a Puigdemont.

Fernández criticó a Ciudadanos por llevar a cabo un acto “absurdo” y “contraproducente”, ya que, a su entender, no servirá para nada más que para “dar alas a Puigdemont”. "Debe de estar frotándose las manos”, concluyó el líder del PP catalán. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad