Mas sentencia: "El Estado lesiona los derechos fundamentales de la gente"

stop

El President asegura que ante "ese abuso de poder" la Generalitat se defenderá

El President Artur Mas  / ED

05 de noviembre de 2014 (10:12 CET)

El President Artur Mas se siente fuerte. Considera que tiene a la ciudadanía catalana detrás de él. Y, a cinco días de la consulta del 9N, ha defendido la capacidad de Cataluña de decidir su futuro político. Para Mas, la nueva suspensión del 9N por parte del Tribunal Constitucional "es un abuso de poder".

El President asegura, además, que tras el domingo y ya con los resultados sobre la mesa el Gobierno español deberá sentarse a negociar con la Generalitat y tendrá que entender que hay una mayoría social en Cataluña a la que debe atender.

Demanda contra el Gobierno español

Mas ha justificado la demanda que el Govern presentará contra el Ejecutivo español por vulnerar "los derechos fundamentales". A su juicio, el Gobierno de Mariano Rajoy está vulnerando los derechos de "ideología, expresión y participación".

Mas ha insistido en la necesidad de Cataluña de decidir su futuro. Aplaudido largamente al llegar al hotel Princesa Sofía, donde ha intervenido invitado por Fórum Europa, Mas ha acusado al Estado de "defenderse a sí mismo" y de permanecer "en el siglo XIX, mientras que Cataluña está en el siglo XXI, defendiendo a la gente".

Mas asegura que el 9N no es un consulta

Con la presencia de empresarios, dirigentes sindicales, y políticos de distintas fuerzas políticas, Mas ha rechazado que el nuevo 9N sea una consulta. "No lo es, no hay censo, a diferencia de la anterior consulta, y además el registro que se cree el domingo se destruirá al día siguiente", ha asegurado Mas. El President ha alentado a participar el domingo, insistiendo en que "nadie tenga miedo".

Mas ha destacado que él mismo ha tratado de buscar una vía política con el Gobierno de Mariano Rajoy, pero que el Ejecutivo español sólo ha reaccionado "con desprecio, e ignorando la diferencia".

Mas ha acabado siendo ovacionado por los asistentes, lo que deja pocas dudas de que el mandatario catalán seguirá el proceso hasta el final.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad