Mas sigue adelante: el Parlament desarrolla la ley para el 9N

stop

PROCESO SOBERANISTA

 Artur Mas y Núria de Gispert, en el Parlament./EFE/Toni Albir

01 de octubre de 2014 (13:31 CET)

“Existe un informe jurídico que defiende designar a los miembros de la comisión”. Con ese principio, un informe que no se ha podido leer en el momento previo a la votación, se ha expresado el diputado de CiU, Jordi Turull, para justificar el voto a favor.

Y, tras él, los diputados de ERC, ICV-EUiA y la CUP. El Parlament ha aprobado, sin la participaión del PSC, PP y Ciutadans, la designación de los siete miembros de la comisión de control de la consulta del 9N, a pesar de que el Tribunal Constitucional ha suspendido la ley de consultas y el decreto de convocatoria.

Con ello, el President Artur Mas sigue adelante en su intento de que se pueda celebrar la consulta. Jordi Turull ha considerado que se trata de “avanzar trabajo”, y que “cuando el Constitucional levante la suspensión eso ya estará hecho”. La comisión de control sería una especie de Junta Electoral, encargada de velar por el buen funcionamiento de todos los mecanismos de la consulta.

¿Quién es democráta?


La votación se ha convertido en una bronca política en el Parlament. Con buenos modos, pero con duras palabras sobre las posibles consecuencias de vulnerar una decisión del Constitucional. Tanto la diputada de ERC, Gemma Calvet, como el diputado de la CUP, David Fernández, han querido darle la vuelta al asunto, al entender que ha sido el TC y el Gobierno central los que han actuado de forma “antidemocrática”.

Calvet ha recordado, incluso, "el pasado franquista" de José Manuel Romay Beccaría, presidente del Consejo de Estado, que ha elaborado el informe contrario a la ley y el decreto de la consulta.

Los partidos pro consulta mantienen que la ley y el decreto del 9N son legales, y no se mueven de ahí, pese a que la consulta esté, en estos momentos, suspendida.

La posición firme de De Gispert

De nada han servido las advertencias del líder de Ciutadans, Albert Rivera, --todos los diputados del grupo han abanadonado el hemiciclo en el momento de la votación-- ni del diputado del PP, Enric Millo, o del portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena. Éste último ha pedido a la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, que se leyera el informe jurídico, elaborado por letrados de la cámara, pero que ha llegado a los grupos parlamentarios sin firmar.

De Gispert se ha negado a ello, y ha pasado a la votación de la elección de los miembros de la comisión, a pesar de que Millo asegurara que “la designación de una persona ya tiene un efecto jurídico”, en alusión a la suspensión de la consulta. Millo ha anunciado que el PP denunciará ante Fiscalía a los diputados que hayan votado.

Se trata de la primera decisión importante de la consulta que llega después de la decisión del Tribunal Constitucional.

Mas advierte de que no rectificará

Justo antes, en la sesión de control del Parlament, el President Artur Mas le ha respondido a la líder del PP, Alicia Sánchez-Camacho, que no rectificará. “Ya se lo digo, no rectificaré hasta que los catalanes voten”, le ha espetado.

Mas ha hablado ya por teléfono con algunos de los dirigentes de los partidos pro consulta, y lo hará con todos en las próximas horas. Su intención es esperar, sin embargo, a tomar una decisión, que quiere que sea acordada, cuando se ratifique que el Constitucional no piensa levantar la suspensión, una vez haya estudiado las alegaciones que ha presentado el Govern de la Generalitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad