Mas sigue paralizado: el Govern no publica el registro del 9N

stop

PROCESO SOBERANISTA

 Mas, tras el último encuentro con los partidos pro consulta./EFE/Alberto Estévez

10 de octubre de 2014 (17:40 CET)

Esquerra Republicana tiene serios argumentos para desconfiar del President Artur Mas. El Govern no quiere dar más pasos en falso, y, aunque trata de ofrecer una imagen activa, de que sigue desarrollando el decreto de convocatoria de la consulta del 9 de noviembre, lo cierto es que está paralizado.

Y este viernes ha incumplido uno de los grandes momentos de esa consulta: no ha publicado el registro de participantes en el 9N. El censo para votar, por tanto, tampoco tiene una fecha prevista.

La paradoja es que los posibles votantes que no estén inscritos en el Registro de Población de Catalunya del Idescat, en concreto los inmigrantes o los catalanes que vivan en el exterior, pueden seguir el proceso de solicitud para participar el 9N. Pero se trata, en estos momentos, de un brindis al sol.

Se amplían los plazos, pero sin contenido

La idea inicial era que esa lista provisional de personas, que podrían votar, se publicara el 10 de octubre, este viernes. Y que el registro definitivo se publicara el 16 de octubre, para disponer de unos días de clarificación de datos y nombres. El 17 de octubre ese registro se publicaría de forma definitiva.

Pero el Ejecutivo de Artur Mas, atrapado ya ante la imposibilidad de celebrar la consulta, que está suspendida por el Tribunal Constitucional, no puede ejecutar sus planes.

El decreto de convocatoria del 9N establece que el registro de participantes, organizado por el Departamento de Governació, se configuraría con los datos del Registro de Población de Catalunya, que proceden del Idescat, y de los catalanes en el exterior, un registro que creó especialmente el Govern.

Los municipios, muy tímidos

También se podían añadir los extranjeros que viven en Cataluña, con un año de residencia continuada, si pertenecen a países de la Unión Europea, o de tres años, en el caso de extracomunitarios, siempre que enviaran la petición antes del 7 de octubre. Ese plazo se prorrogó, pero, en realidad, servirá ya para poco.

Otro frente es el de los ayuntamientos, que deben designar a sus coordinadores territoriales, para validar el buen funcionamiento de la consulta. Por ahora, lo han hecho unos 240 municipios, de los 946 existentes. También deben confirmar los locales donde se podría votar. En este caso, sólo lo han hecho unos 80 municipios.

Y es que los secretarios municipales, los que realmente dan la cara desde el punto de vista legal en todas las actuaciones de los consistorios, rehuyen cualquier decisión vinculada al 9N. Muchos de ellos, los que han confirmado los requerimientos de la consulta lo han realizado a través de correos electrónicos, según diversas fuentes, en el que añaden la coletilla de “siempre que se levante la suspensión de la consulta por parte del Tribunal Constitucional”.

El límite, el 15 de octubre

Es decir, el Govern de Artur Mas sabe que no puede convocar el 9N. Pero persiste, por ahora, en mantener una imagen que posibilite que se trabaja en su realización.

Los partidos pro consulta reclamaron a Artur Mas en su última reunión de este jueves, que tome una decisión cuanto antes. Y esta decisión, o ir a por todas y abrir los colegios electorales, como le pide Esquerra, o renunciar ya al 9N, podría llegar en los próximos días, a comienzos de la próxima semana. De hecho, el propio conseller de Presidència, Francesc Homs, puso como límite el 15 de octubre para asegurar ya si se puede o no celebrar el referéndum.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad