Mas untó con cinco millones a patronales y sindicatos tras convocar el 27S

stop

La Generalitat aprobó subvenciones por la "participación institucional" de Foment, Pimec, CCOO y UGT el día después de la disolución del Parlament

Josep Maria Casas

Josep González, a la derecha, y Joaquim Gay de Montellà, a su lado, con Artur Mas y los líderes sindicales catalanes / EFE
Josep González, a la derecha, y Joaquim Gay de Montellà, a su lado, con Artur Mas y los líderes sindicales catalanes / EFE

Barcelona, 15 de junio de 2016 (01:00 CET)

Los principales sindicatos y patronales catalanas recibieron, en concepto de ayudas a "la participación institucional",  casi cinco millones de euros en conjunto un mes y medio antes de las últimas elecciones catalanas. Los comicios se plantearon por Convergència, Esquerra y sus satélites como un plebiscito sobre la independencia.

Las ayudas de la Generalitat, que presidía Artur Mas, se concedieron a través de la consejería de Industria, que dirigía Felip Puig. En la primera posición del ranking de beneficiados aparece Foment del Treball Nacional, la patronal que preside Joaquim Gay de Montellà, con 1.364.000 euros, seguida de las dos principales centrales sindicales: CCOO, con 1.312.000 euros, y UGT, con 1.276.000 euros.

Pimec, la patronal de la pequeña y mediana empresa catalana, que preside Josep González, obtuvo 836.000 euros, sólo por las ayudas inscritas a su "participación institucional". Si se suman las pedreas, otras subvenciones menores concedidas por el departamento de Industria, para programas informáticos o edición de anuarios, casi alcanza el millón de euros.  

La posición de los portavoces de las cuatro entidades receptoras de dinero público respecto al debate soberanista fue, en el caso más tibio –el de Foment—, de práctico silencio. Gay de Montellà activó su discurso contrario recientemente, coincidiendo con la caída de los ingresos por subvenciones de la Generalitat. Los sindicatos, particularmente UGT, y Pimec han defendido abiertamente la hoja de ruta propuesta en su día por Mas y continuada por Carles Puigdemont.

Subvenciones directas

Las llamadas ayudas para la "participación institucional" de los agentes sociales son subvenciones directas concedidas mediante un convenio, firmado por Puig el 4 de agosto de 2015, con los representantes de los principales sindicatos y patronales. El acuerdo se alcanzó, por tanto, 53 días antes de las elecciones del 27 de septiembre. El 4 de agosto fue el último día hábil de la legislatura.

Además, el año pasado, el mismo departamento premió a las dos grandes centrales con subvenciones para el "desarrollo de actividades en materia de promoción sindical". Por este concepto, CCOO consiguió cerca de 380.000 euros, mientras que UGT obtuvo dos ayudas por un importe conjunto de 410.000 euros.

El Diario Oficial de la Generalitat publicó este martes una voluminosa relación de las subvenciones concedidas por el departamento de Empresa durante el año pasado, entre cuyos beneficiarios también figuran centenares de entidades sociales, fundaciones, asociaciones empresariales e, incluso, dos grandes corporaciones privadas.

Pequeñas ayudas para grandes corporaciones

Puig otorgó una subvención de 66.000 euros a Endesa, para los obras de soterramiento de la línea eléctrica en la bahía de Els Alfacs (Tarragona), y otra de 33.000 euros a Ercros, para la selección de operadores que puedan instalarse en el polígono de Flix (Tarragona) para desarrollar actividades manufactureras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad