Mascarell, la sorpresa del nuevo Gobierno

stop

El PSC afirma que se trata de una decisión “estrictamente personal”. Mientras, Felip Puig afirma que flexibilizará el límite de los 80 km/h

27 de diciembre de 2010 (13:18 CET)

El día de investidura ha empezado para Artur Mas con el 'sí' de Ferran Mascarell para volver a la conselleria de Cultura. Un cargo que ya ocupó durante el primer tripartito con Pascual Maragall y dejó en 2007 ruidosamente: Se fue a RBA Audiovisual manifestando que se sentía “desaprovechado” políticamente.

Cabe recordar que se estaba perfilando como sucesor de Jordi Hereu en la alcaldía de Barcelona, incluso el mismo Mascarell llegó a hablar de una candidatura conjunta de los dos socialistas para el próximo mayo. Desde le PSC ya han emitido un comunicado en que afirman que entre el Gobierno y el partido, el nuevo conseller ha elegido “de forma personal” “sumar-se a un proyecto político bien distinto del nuestro”.

También ha hablado este lunes otro de los miembros del nuevo “Gobierno de los mejores”, tal como definió Mas. El nuevo conseller de Interior, Felip Puig, ha manifestado su intención de suprimir el código ético de los Mossos de Escuadra, revisar la instalación de cámaras de seguridad dentro de las comisarías y flexibilizar el límite de los 80 km/h en los alrededores de Barcelona. Precisamente tres de las medidas más polémicas de los cuatro años de gestión de su antecesor, Joan Saura (ICV-EUiA).

Más nombres

Además de Mascarell y Puig, el nuevo Ejecutivo catalán también contará con Andreu Mas-Colell en Economía; Josep María Pelegrí en Agricultura; Lluís Recoder se ocupará de Política Territorial, Obras Públicas y Sostenibilidad; Irene Rigau de Educación; Joana Ortega en Gobernación y Josep Lluís Cleries en Bienestar y Família. Además, Francesc Homs y Germà Gordó, hombres de confianza de Mas, serán secretario de Presidencia y secretario de Gobierno, respectivamente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad