La canciller alemana Angela Merkel emite su voto en Berlín, en unas elecciones en las que triunfó con comodidad. EFE-CB

Merkel triunfa pero la extrema derecha llega al parlamento alemán

stop

La alianza CDU-CSU de Merkel puede lograr hasta un 34% de los votos. El AfD lograría que la ultraderecha tenga representación en la cámara baja germana

Economía Digital

La canciller alemana Angela Merkel emite su voto en Berlín, en unas elecciones en las que triunfó con comodidad. EFE-CB

Barcelona, 24 de septiembre de 2017 (18:05 CET)

La canciller alemana Angela Merkel está a un paso de revalidar su cuarto mandato al frente del gobierno alemán. Según los primeros sondeos de la cadena ZDF, difundidos tras el cierre de los comicios, la CDU (Unión Cristianodemócrata) y sus aliados la CSU (Unión Social Cristiana) obtendrían el 34% de los votos.

El interrogante pasa por saber qué fuerza daría su apoyo para que Merkel siga al frente de Alemania.

El novio político con más posibilidades es el FDP (Partido Democrático Libre), que esperan firmar una alianza que les permita regresar a la cámara baja y plantear una política más dura en materia de relaciones exteriores. Los primeros sondeos le otorgan un 10%.

El SPD (Partido Socialdemócrata) del expresidente del parlamento europeo, Martin Schulz lograría el 21% de los votos. Ya este partido ha probado las mieles del poder, porque ha gobernado bajo el ala de Merkel entre las legislaturas del 2005-2009 y 2013-2017, pero Schulz encaró una campaña donde buscó las diferencias con su antigua aliada.

Pero las divergencias son de formas, porque en el fondo Merkel presume de un crecimiento económico sostenido y estabilidad política que Schulz apenas puede desacreditar.

El flanco débil está en la política de los inmigrantes y refugiados. Su llegada al país despertó al nacionalismo más exacerbado y ha dado alas a la ultraderecha de la AfD (Alternativa para Alemania), que se ha encargado de buscar cómo reventar los actos electorales que ha realizado Merkel. Según los sondeos obtendría un 13% de los votos, y además de ser la tercer fuerza en el panorama político alemán, y lograría la representación parlamentaria.

Aritmética de las alianzas

Los otros partidos en liza, La Izquierda y Los Verdes, habrian obtenido un 9% y un 9,5%, respectivamente. 

Traducidos los porcentajes en escaños, sobre una cámara de 631 asientos la CDU-CSU tendría 271 escaños, el SPD 134, la AfD 89, el FDP contaría con 70, Los Verdes con 62 y La Izquierda con 59. Con esta aritmética las opciones de mayoría pasarían por un acuerdo CDU-SPD (ya descartado por los socialdemócratas) o por una CDU-FDP-Los Verdes. 

Con respecto a las elecciones de 2013, la CDU ha perdido 8,8 puntos de apoyo; el SPD se ha dejado 5,5 puntos, el FDP sube 5,7 puntos y uno de los grandes vencedores serían AfD, que sube 8,7 puntos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad