Mireia Pujol vende su empresa de fisoterapia, investigada por la justicia

stop

LA COMPAÑÍA ESTÁ BAJO INVESTIGACIÓN JUDICIAL

La entrada de Fisioart en una calle de Barcelona

en Barcelona, 19 de enero de 2015 (20:08 CET)

Mireia Pujol, hija del ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, ha puesto fin a su aventura empresarial. Tras trece años al frente del negocio, la pequeña del clan familiar cerró el pasado diciembre el acuerdo de traspaso de la firma Fisioart. La operación llega justo cuando el nombre de la compañía ha aparecido en medio de la investigación judicial sobre la fortuna de su padre.

La hija menor del ex president de la Generalitat ha desarrollado una actividad profesional muy alejada a la de sus hermanos. Mireia, que cursó estudios de periodismo sin finalizarlos, se decidió por la danza. Trabajó durante años en una compañía como bailarina aunque, con el paso del tiempo, se pasó hacia la fisoterapia. En 2001, abrió Fisioart en la calle Mare de Déu de la Salut, en el distrito de Gràcia.

Nueva propietaria

La nueva propietaria de Fisioart es Rosa Maria Alemany, también fisoterapeuta. "Ella quería salir del negocio y a mi me interesaba arrancar en Barcelona", resume en conversación telefónica.

Alemany, que ya figura como administradora de la sociedad en el Registro Mercantil, explica que hasta ahora ella había ejercido como autónoma y que ponerse al frente de Fisioart es su primera aventura empresarial. La compañía cuenta sólo con dos trabajadores.

Carta de Jiménez Villarejo

El nombre de Fisioart salió a la palestra la semana pasada. La titular del juzgado de instrucción número 31 de Barcelona, Beatriz Balfagón, incorporó a la causa una certificación del Registro Mercantil en que Mireia Pujol figura como socia y administradora única de la sociedad.

La certificación llegó a la juez a través de la Fiscalía Superior de Cataluña, que la recibió a mediados de diciembre en una carta remitida por Carlos Jiménez Villarejo. El ex fiscal anticorrupción consideró que la información era de relevancia tras conocerse la imputación de Mireia. La Fiscalía remitió la documentación al fiscal Anticorrupción, Alejandro Luzón, quien interesó su incorporación al proceso, como ha decidido finalmente la magistrada.

Imputación

Mireia está imputada en la causa contra su padre junto a su madre, Marta Ferrusola, y sus hermanos Marta y Pere. La familia declarará el próximo 27 de enero en los juzgados de Barcelona por la herencia no declarada del ex president de la Generalitat.

La investigación ha mostrado por ahora que en los ejercicios 2012 y 2013 Mireia Pujol pasó de un patrimonio de 322.294 euros a los 639.018. En esos dos año, compró un bien inmueble de naturaleza urbana e incrementó su patrimonio en el concepto de acciones y participaciones en el capital social o en el fondo patrimonial de Instituciones de Inversión Colectiva negociadas en mercados organizados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad