Montoro deja a Mas sin margen para elaborar las cuentas de 2013

stop

PRESUPUESTOS

26 de abril de 2013 (22:24 CET)

El Gobierno que preside Mariano Rajoy ha modificado todas sus previsiones macroeconómicas, ante el deterioro de la situación. Y, a la espera de que la Comisión Europea autorice los nuevos objetivos de déficit para 2013, el Ministerio de Hacienda ya ha establecido los límites que ofrecerá a las comunidades autónomas.

Para todas ellas, y como media, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha situado el déficit en el 1,2%. Es algo mayor, que el 0,7% que se había fijado, pero puede ser letal para comunidades como Catalunya.

El conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, ha reclamado en los últimos meses que las autonomías debían poder llegar a un tercio del déficit que se estableciera para el conjunto de las administraciones públicas españolas.

Un tercio del gasto

El argumento es que las autonomías se ocupan de un tercio del gasto –asumen Educación, Sanidad, y servicios sociales-- y, por tanto, deben tener un tercio del déficit. Es decir, si la Comisión Europea permite a España un déficit para 2013 del actual 4,5% a un 6% o un 6.3%, las autonomías deberían conseguir un 2% de déficit.

Montoro, en cualquier caso, ha constatado que el 1,2% no será para todas las comunidades. Y que algunas podrían superar ese techo. En concreto, esa concesión está pensada para Catalunya, Valencia, Murcia y Baleares.

El problema es que el mayor déficit que presenten, será en detrimento de la media autonómica, con la idea de que no se supere el margen que otorgue Bruselas.

Equilibrio delicado

El equilibrio será muy delicado, porque algunas comunidades, como Madrid, que cumplen los objetivos marcados, no están dispuestas a esos déficits a la carta para Catalunya, y no quieren permitir tener menos déficit, a cambio de un mayor déficit para otras.

Y para el President Artur Mas el problema se agrava. El presidente de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, ya ha asegurado que no aprobará los presupuestos con el 1,2%. De hecho, los republicanos se resistirían, incluso, con un déficit cercano al 2%.

Decepcionante

Mas-Colell trabaja en las cuentas de 2013 con una previsión del 1,9%. Con el 0,7% que se había fijado, y que ahora se modifica al 1,2%, la Generalitat hubiera tenido que hacer un ajuste presupuestario de 4.400 millones de euros, inasumible en estos momentos para el Govern de Artur Mas.

El conseller, tras conocer la decisión de Montoro, calificó de "decepcionante" ese porcentaje, y mantiene que con ese límite no podrá elaborar los presupuestos.

Sin otros socios parlamentarios alternativos, Mas se encuentra ahora en una situación muy complicada. Esquerra propone que los presupuestos se prorroguen –ya lo están-- durante todo el año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad