Navarro ya prepara al PSC para ser la plataforma de Carme Chacón

stop

DEBATE INTERNO

Chacón, en el 38 Congreso del PSOE /EFE

13 de diciembre de 2012 (19:23 CET)

El camino está trazado. Ya no hay vuelta atrás. El PSC no parece interesado en la política catalana, y, después de quedarse reducido a 20 diputados en el Parlament, la única opción por la que se apuesta es trabajar, ya sin desmayo, para que Carme Chacón sea la próxima candidata del PSOE a la Moncloa.

El concurso de los socialistas catalanes para que el PSOE pueda gobernar de nuevo España es vital. Y el PSC no ahorrará esfuerzos. Su primer secretario, Pere Navarro, ha demostrado que no le mueve otro objetivo en el momento de decidir el núcleo del grupo parlamentario.

Sin experiencia


El portavoz será Maurici Lucena, un hombre considerado afín a Chacón, con muy poca experiencia parlamentaria, que trabajó en el equipo económico de Moncloa de José Luis Rodríguez Zapatero. Junto a él estará la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlón, una joven dirigente con muy pocas aportaciones en el debate político catalán. Y en un segundo plano, sin tareas muy concretas, quedarán el hasta ahora portavoz parlamentario, Jaume Collboni, y la portavoz económica, Rocío Martínez-Sampere.

Estos dos últimos dirigentes son los rostros más conocidos del PSC en los dos últimos años, con intervenciones constantes en el Parlament, ejerciendo de oposición, y con la defensa de alternativas políticas a CiU. Són jóvenes, sobre los 40 años, y forman parte de una generación que estaba llamada a regenerar el PSC. Pero, de forma sorprendente han quedado ahora en una segunda línea política. Otra diputada, Laia Bonet, acabó siendo relegada en las listas, y, tras el nefasto resultado electoral, se ha quedado fuera del Parlament.

Desorientación

En la ejecutiva del pasado lunes, hubo voces que reclamaron a Pere Navarro que explicara sus prioridades y estableciera el organigrama del grupo parlamentario. Pero la respuesta fue imprecisa. No estaba todavía decidido. Sin embargo, este miércoles se nombraba a Maurici Lucena como portavoz del grupo en el Parlament. La desorientación es total.

Navarro ha tomado las riendas del partido, junto con el alcalde de Cornellà, Antoni Balmón. También tiene un peso crucial Daniel Fernández, que pidió ser suspendido temporalmente como secretario de organización, tras ser relacionado con el caso del alcalde de Sabadell, Manuel Bustos. Pero tiene todavía un gran ascendente sobre el partido el diputado del PSOE y miembro de la ejecutiva socialista, José Zaragoza, que también vela por los intereses de Chacón.

Legislatura determinante

En Catalunya, sin embargo, al PSC se le reclama un papel determinante. Los sectores económicos quieren que contribuya a la gobernabilidad y que trate de arrimar el hombro para sacar las cuentas del 2013, negociando con CiU. Pero los socialistas catalanes no parecen preparados para ello, aunque la legislatura pueda ser clave, con un referéndum de autodeterminación pactado entre CiU y ERC para 2014.

En el otro extremo está Ernest Maragall, que pesenta este fin de semana su partido político de izquierdas catalanista. Y con él, pero sin él, está un conjunto de dirigentes catalanistas como Marina Geli, Àngel Ros o Antoni Castells que buscan cómo reorientar ese mismo espacio.

De hecho, gráficamente, se podría establecer una línea en el PSC con dos extremos: en uno estaría Chacón, en el otro figuraría Castells. Los dos no tienen, precisamente, una buena relación.

Consejo Nacional

La situación ha llegado a ser tan extraña y oscura, que algunos dirigentes intermedios llegan a hacer afirmaciones muy rotundas. José Rodríguez, miembro de la ejecutiva del PSC de Barcelona, asegura en su blog que sólo hay una salida: la revolución interna.

Tras los cambios en el grupo parlamentario, asegura: “Este último gesto demuestra claramente que la actual dirección del PSC y los que controlan los hilos del poder en lugar de vivir en Catalunya deben estar viviendo en Ganímedes, y al actuar como una élite extractiva de los activos del partido para su disfrute personal y para mantener su poder, sólo merecen ser asaltados por las bases, si éstas tienen la fuerza para ello”.

El PSC abordará este domingo un consejo nacional que puede ser interesante.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad