Nueva York está en alerta por una explosión que causa 29 heridos

stop

Un artefacto estalló en el barrio de Chelsea, y un segundo dispositivo fue hallado a cuatro manzanas. El alcalde Bill de Blasio descartó que se trate de una acto terrorista, aunque reconoció que fue un acto intencionado.

Bomberos de Nueva York rodean la zona de la explosión. / Reuters

Barcelona, 18 de septiembre de 2016 (10:01 CET)

A 15 años del 11S, Nueva York no deja de estar alerta. Y la explosión de un artefacto en la noche del sábado volvió a revivir el fantasma de los ataques a las torres gemelas. En el elegante barrio de Chelsea, un dispositivo estalló en la noche del sábado, y ha causado 29 heridos, uno de ellos de gravedad.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, se ha desplazado hasta el lugar de la explosión donde ha reconocido de que se trata de un "acto intencionado" aunque ha asegurado que por el momento "no existen pruebas que lo vinculen con un acto terrorista".

Según informan varios medios, el artefacto se había colocado en un contenedor de basura sobre la calle 23, entre la avenidas Sexta y Séptima, una de las zonas céntricas más populares de esta parte de Manhattan. A cuatro manzanas del suceso, la policía encontró otro artefacto, que consistía en una olla a presión conectada a un teléfono móvil con cables. Se desconoce el contenido del interior de esta olla. Se desconoce el contenido del interior, pero ya se ha podido conocer una imagen por Twitter

Buscan la calma antes de la cumbre de la ONU

Di Blasio busco dar una imagen de calma ante los medios, y aseguró que siguen investigando el origen de los artefactos. La resolución de este incidente es vital porque el próximo fin de semana en Nueva York se realizará una cumbre sobre el problema de los refugiados en las Naciones Unidas, a la que concurrirán cerca de cien mandatarios de todo el mundo.

Y además, en la mañana del sábado otro dispositivo estalló en Seaside Park, en el estado de Nueva Jersey, mientras se realizaba una carrera popular. Por suerte, el evento se había retrasado y cuando detonó el aparato todavía no habían pasado los corredores. Por ahora, las autoridades policiales han descartado alguna relación con las detonaciones de Chelsea.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad