Junqueras y Puigdemont, en el Parlament, la legislatura pasada. EFE

Nuevo portazo de Junqueras a Puigdemont

stop

Junts per Catalunya ofrece a Junqueras encabezar una lista conjunta del independentismo a las europeas y ERC lo descarta a las pocas horas

Barcelona, 30 de octubre de 2018 (04:55 CET)

ERC se ha apresurado a cerrar de un portazo el úlltimo intento de sus socios de gobierno de Junts per Catalunya (JpC) de atraerles de nuevo a una lista única. En este caso, de cara a las elecciones europeas. Es el último episodio de un desencuentro, el de los dos grandes partidos independentistas, que hace ya muchos meses que se evidencia a cada paso, y que no da señales de revertirse.

Las relaciones entre el expresidente catalán y líder de JpC Carles Puigdemont y el presidente de ERC, Oriol Junqueras, se rompieron con el final abrupto de la legislatura pasada y la huida del primero a Bélgica.

Un año después, la distancia entre ambos sigue siendo sideral, y las relaciones entre sus partidos, socios de gobierno y enfrentados en el Parlament por los diputados suspendidos -hasta el punto de haber perdido la mayoría independentista- son las de un matrimonio de conveniencia en el que ninguno de los cónyuges se fía ya del otro.

Así, desde la desconfianza más extrema, se han percibido desde Esquerra todos los intentos de Puigdemont y su entorno de arrastrarlos a candidaturas conjuntas en las municipales o a integrarse en la Crida Nacional per la República, maniobras en las que no es difícil ver un intento de opa por parte del expresident al conjunto del independentismo, y singularmente a ERC.

Artadi lanza el anzuelo a Junqueras

La portavoz del gobierno de Quim Torra y destacada voz de Junts per Catalunya, Elsa Artadi, ha sido la encargada de lanzar un nuevo anzuelo a los republicanos. Cuarenta y ocho horas después de participar en la presentación de esa Crida que Esquerra no quiere tocar ni con un palo, Artadi, entrevistada en Rac-1, insistía en la apuesta por las listas unitarias y señalaba que, si se diera el caso en los comicios europeos de mayo, JpC estaría dispuesta a ceder la cabeza de cartel al líder de los republicanos.

"El problema en ningún caso puede ser quién lidera la candidatura. Junqueras podría ser un muy buen nombre", dijo. Y la afirmación contrasta con la indefinición de la lista única que JpC trata de pactar con el Pdecat para las municipales en Barcelona, y que sigue sin estar claro quién encabezará.

El partido heredero de Convergència quiere que sea Neus Munté, que ganó las primarias de la formación para elegir su alcaldable, y los puigdemontistas abogan, en cambio, por que sea Ferran Mascarell. Ahí, el liderazgo de la candidatura sí parece ser un problema.

La mano tendida de Artadi llegó justo después de que ALDE haya echado al Pdecat

La mano tendida de Artadi llegó justo después de que la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), el partido del Parlamento Europeo en el que estaba integrado el Pdecat, y del que también forma parte Cs, haya echado a los posconvergentes por los casos de corrupción de la antigua Convergència.

Y también el mismo día en que ERC, integrado en Europa en el Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea, proclamaba oficialmente a Junqueras como su candidato a las europeas, tras haber recaudado más de 2.000 avales entre la militancia, solo a falta de que el consell nacional de la formación lo ratifique en noviembre.

ERC cierra la puerta

La negativa no se hizo esperar. El encargado de descartar la lista unitaria fue el presidente del grupo de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, tras la reunión semanal de la ejecutiva del partido.

Más allá de la falta de entendimiento entre ambas formaciones, y ante el pressing unitarista al que le somete el puigdemontismo, Esquerra trata de zafarse para no quedar simplemente como el que prefiere hacer la guerra por su cuenta, de modo que sustenta su negativa en criterios de optimización electoral.

Así que la tesis que esgrimió Sabrià es que, por separado, el entorno de la antigua Convergència (es decir, el magma que integra a Pdecat, JpC y la Crida) puede captar el máximo de votos del centro-derecha independentista; ERC puede aspirar a lo mismo en el centro-izquierda, y la CUP en la izquierda.

Juntos, sin embargo, y siempre según el líder de Esquerra, se perderían votos en los tres espacios. "Está más que demostrado que, cuando uno trabaja bien el espacio político que le toca, consigue mejores resultados", sentenció.

ERC "en ningún caso" prevé revisar los estatutos para permitir la doble militancia

Sabrià también insistió en que "en ningún caso" está previsto revisar los estatutos para permitir la doble militancia en ERC y en la Crida, como sí se plantea hacer el Pdecat. Y, de pasó, le lanzó un mensaje al alcalde de Montblanc, Josep Andreu, que, siendo de Esquerra, el sábado participó en la convención puigdemontista en Manresa. "Tendrá que decidir en qué proyecto político quiere participar", le advirtió. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad