La ministra de Política Territorial , Meritxell Batet, en la reunión bilateral entre el Gobierno y la Generalitat del pasado 1 de agosto.

Sánchez extiende un cheque extra de 500 millones al gobierno catalán

stop

La oferta del Gobierno de Sánchez de aumentar las inversiones en Cataluña en función de su PIB supone un mínimo de 500 millones de euros anuales

Economía Digital

La ministra de Política Territorial , Meritxell Batet, en la reunión bilateral entre el Gobierno y la Generalitat del pasado 1 de agosto.

Barcelona, 03 de agosto de 2018 (12:35 CET)

El Gobierno de Pedro Sánchez está dispuesto a abrir el grifo de la inversión en Cataluña. La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, anunció este miércoles la intención de aumentar las inversiones de acuerdo con el peso de Cataluña en el PIB estatal, que es del 19,2%.

Batet hizo este anunció en la rueda de prensa posterior a la reunión de la comisión bilateral Estado-Generalitat. La ministra no cuantificó su propuesta. Sin embargo, según informa Abc, superaría como mínimo los 500 millones de euros.

Según el mencionado rotativo, hay dos fórmulas para calcular la oferta de Batet a partir de los presupuestos generales del Estado: la primera, la inversión prevista, y la segunda, la inversión realmente ejecutada. Los dos importes no suelen coincidir porque el gobierno acostumbra a postergar muchas de las inversiones presupuestadas.

A partir de los datos del PGE del quinquenio 2012-2017, las palabras de Batet supondrían una asignación adicional para Cataluña de 760 millones de euros anuales. Sin embargo, si el cálculo se realiza en base a la inversión realmente ejecutada en el trienio 2015-207, supondría poco más de 500 millones de euros.

Esta fórmula quedó fuera del estatuto catalán

Los redactores del nuevo estatuto catalán intentaron introducir un mecanismo para revisar las aportaciones estatales en función del peso de Cataluña en el PIB de España. No lo consiguieron. El Tribunal Constitucional tumbó esta posibilidad. Sin embargo, del anuncio de la ministra Batet se desprende que el gobierno central está dispuesto a tomarlo en consideración.

En la reunión de la comisión bilateral Estado-Cataluña, Batet cerró la puerta a las reivindicaciones independentistas. Quedó al margen cuestiones como el derecho de autodeterminación o la situación de los presos o fugados de la justicia como Carles Puigdemont. Sin embargo, se abrieron vías de diálogo sobre la financiación del gobierno catalán. Curiosamente, la parte catalana prefirió eludir esta cuestión en sus declaraciones públicas.

"La Generalitat ha planteado el tema de los presos y les hemos dicho que todas aquellas cuestiones que están en vía judicial escapan de las competencias del Gobierno. Y por eso nos hemos querido centrar en cuestiones que el Gobierno sí puede abordar", explicó la Batet. Una de ellas es la financiación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad