Oleguer Pujol niega tener 3.000 millones y denuncia una persecución por el proceso soberanista

stop

El hijo menor del matrimonio Pujol-Ferrusola asegura que la suma que posee asciende a 10 millones

Oleguer y Jordi Pujol

Barcelona, 27 de enero de 2015 (10:02 CET)

Oleguer Pujol Ferrusola ha roto su silencio. El hijo menor del matrimonio Pujol-Ferrusola, que precisamente se sienta este martes en el banquillo de los acusados, ha concedido una entrevista en la que niega tener la fortuna que se le atribuye y por la que está siendo investigado. "Tengo una necesidad imperiosa de contar que yo no tengo 3.000 millones de euros, ni 500, ni tampoco 89. No es justo", ha declarado al diario El País.

Imputado por blanqueo y fraude fiscal por la Audiencia Nacional, ha desmentido tener una enorme fortuna y ha asegurado que las continuas informaciones y filtraciones de informes de Hacienda son una persecución motivada por la cuestión soberanista.

Drago Capital, epicentro de la investigación


"La persecución de mis apellidos es clara y está relacionada con el proceso político en Cataluña. Por mis apellidos se cuestiona su actividad profesional". Precisamente, la que le ha situado bajo el foco de la justicia.

El pasado octubre, los agentes registraron el domicilio de Oleguer tiene en Barcelona. La justicia sospecha que el menor de los Pujol Ferrusola era el celebro del entramado que usaba la familia para desviar y ocultar dinero al fisco. Tanto el magistrado de la Audiencia Nacional que coordina la investigación de Oleguer Pujol, Santiago Pedraz, como el fiscal anticorrupción José Grinda tienen muchas esperanzas en encontrar información sobre esta red en la principal empresa del imputado, Drago Capital.

Sostiene que el dinero invertido proviene de sus ahorros


La operación de mayor envergadura fue la adquisición de 1.152 oficinas de Banco Santander, pero Oleguer defiende que "casi el 90% de la financiación la aportó un consorcio de 15 bancos liderado por BNP Paribas" y sostiene que la gestión fue avalada por organismos públicos.

De esta firma cuelgan las mercantiles que se investigan en el caso y que el menor de los hermanos Pujol constituía para cada una de las operaciones comerciales. La policía ya tiene en su poder archivos informáticos de la compañía de los que espera obtener información que demuestre los delitos imputables a toda la familia.

Sobre la existencia de fondos en paraísos fiscales, ha señalado que "es una práctica habitual en todos los sectores. El capital funciona así, el dinero viene a través de esas jurisdicciones. Eso no impide su origen lícito", y ha asegurado que el dinero que ha invertido procede de sus ahorros y de lo que ha ganado trabajando.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad