Oriol Pujol vuelve a la política: rechaza el cobro de comisiones por las ITV

stop

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Oriol Pujol Ferrusola en una comparecencia en el parlamento catalán.

Barcelona, 02 de marzo de 2015 (20:31 CET)

Ha sido el único hijo de Jordi Pujol que se dedicó a la política. Y no ha renunciado a ella, aunque no tenga ahora ningún cargo formal. Oriol Pujol Ferrusola ha realizado un ejercicio de política completo, en su comparecencia en la comisión de investigación en el Parlament sobre el fraude fiscal. "Ya no soy político", ha sentenciado, pero ha ejercido como tal, acusando a los diputados de querer realizar "un juicio político" en la comisión.

Con las ideas claras sobre lo que quería decir y lo que iba a omitir, Oriol Pujol ha negado el cobro de comisiones , ya fuera directamente, o a través de su mujer, Anna Vidal por la supuesta trama de las ITV. También ha negado que tuviera cuentas en el extranjero, y que hubiera regularizado algunas cantidades con la Agencia Tributaria. Nada.

Y sobre la herencia de su abuelo, Florenci Pujol, admitida por los dos hermanos que han comparecido en la comisión hasta ahora, Jordi Pujol y Marta Pujol, tampoco ha querido revelar nada.

Beneficios privados sobre gestiones públicas

La cúpula de Convergència, presente en la sala del Parlament, estaba atenta. Previamente, la portavoz del partido, Mercè Conesa, había asegurado que había "confianza" en que Oriol Pujol podría disipar todas las dudas y que no se había beneficiado por su cargo en el partido.

Fue la diputada de CiU, Meritxell Borràs, quien se lo pidió de forma explícita: "¿Se benefició de forma privada por tomar una decisión diferente a la de su propio partido?". "No, no", contestó Oriol Pujol, precisando que en una negociación la situación de partida, para aprobar una ley, como la ley de seguridad industrial, acaba siendo diferente a la final, tras todo el trámite parlamentario.

Las conversaciones de Oriol Pujol

La intervención de Oriol Pujol se centró en sus supuestas intermediaciones para la localización o deslocalización de empresas, y en el caso ITV, en el que está imputado. Tras insistir en que no iba a declarar nada sobre la herencia recibida, por parte de su abuelo, "esa cuestión está en sede judicial", remachó en diversas ocasiones que no se podía derivar de ninguna de sus conversaciones que aparecen en el sumario sobre las ITV "que instara a alguien u obligara a tomar tal o cual decisión".

A pesar, por tanto, de los informes policiales que le responsabilizan como el impulsor de una trama sobre las ITV, Oriol Pujol rechazó que tuviera algo que ver, aunque, eso sí, era él el que aparecía en esas conversaciones.


Críticas a la oposición

En los mensajes de móvil, y en las conversaciones telefónicas, se asegura que era Oriol Pujol el intermediario, el político elegido para que fructificaran los intereses empresariales de su amigo Sergi Alsina, como supuesto socio profesional.

Y de ese guión no quiso salir. Oriol Pujol aprovechó su comparecencia para cargar contra Ciutadans, o para defender la labor de CiU, como la fuerza política que ha hecho "avanzar y fortalecer el Govern de la Generalitat". También tuvo reproches contra el PP, contra Alicia Sánchez-Camacho, por negarse a comparecer en el Parlament por el caso de La Camarga. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad