Colau y Torra, en la reunión que mantuvieron en junio en la Generalitat. EFE

Otro revés a Colau, ahora por la "lista de la compra" para Torra y Sánchez

stop

Colau lleva al pleno las listas de demandas prioritarias a Torra y Sánchez sin negociarlas con la oposición y se ve obligada a retirarlas por falta de apoyos

Barcelona, 29 de junio de 2018 (13:49 CET)

Cuando Ada Colau anunció, antes de su primer encuentro con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que buscaría el consenso con los grupos municipales para confeccionar las listas de peticiones del Ayuntamiento de  Barcelona a los nuevos gobiernos de Quim Torra y Pedro Sánchez, no preveía que el ofrecimiento cristalizaría en una nueva de esas derrotas estrictamente políticas a las que la oposición se ha acostumbrado a someterla periódicamente.

La derrota se ha producido este viernes. Tocaba pleno ordinario, pero antes, a las nueve de la mañana, Colau había convocado uno extraordinario para someter a votación esas dos “listas de la compra”, en definición del jefe de filas de ERC, Alfred Bosch. Y, nada más iniciarlo, la alcaldesa ha anunciado, sin haber avisado previamente a los grupos, que retiraba los dos puntos del orden del día porque carecía de apoyos para aprobarlos.

Colau, sola

Colau ha vendido la retirada de las dos propuestas como un gesto hecho “con el ánimo más constructivo” con la oposición, que le había pedido, ha dicho, “más tiempo” para debatirlas, y se ha fijado un plazo de 20 días para negociarlas, con la intención de volverlas a introducir en el pleno de julio.

Pero la alcaldesa se ha quedado sola. Los demás partidos la han acusado, como muchas otras veces, de poco dialogante. La secuencia de hechos no deja en buen lugar a Colau, que el 5 de junio ya anunció que quería consensuar con el conjunto de partidos las demandas prioritarias, pero que, según fuentes de la oposición, no les entregó la propuesta del gobierno municipal hasta la junta de portavoces de este martes, apenas cuatro días antes del pleno.

Dos listas de peticiones

La lista de demandas prioritarias a Torra elaborada por el ejecutivo de Barcelona en Comú es la que que Colau ya le trasladó al president en su reunión del pasado 18 de junio, e incluye inversiones en materia de vivienda, guarderías, escuelas de primaria o residencias geriátricas; el traspaso del 100% del importe de la tasa turística a la ciudad; el incremento de agentes de Mossos d’Esquadra, o desplegar la ley de financiación del transporte público.

Entre las peticiones a Sánchez, están la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos, la revisión al alza el sistema de financiación local, la ampliación del peso del consistorio en el Puerto de Barcelona o el Consorcio de la Zona Franca o el incremento de las partidas destinadas a cultura, guarderías, dependencia o transporte público.

Reproches de la oposición

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha minimizado la retirada de los dos puntos del orden del día y ha insistido en que la del ejecutivo es solo “una propuesta de mínimos” a la que la oposición puede añadir más demandas.  “Si la oposición necesita más tiempo para hacer más propuestas, ya nos pondremos de acuerdo”, ha zanjado. Pero frente al tono conciliador de Colau y Pisarello, el reproche de la oposición ha sido casi unánime, excepción hecha de la CUP.

“Usted es teatro, pero ya no le compramos el guión”, le ha lanzado a Colau el líder del Pdecat, el ex alcalde Xavier Trias. El de este viernes es para el socialista Jaume Collboni, ex socio de Colau,  “un nuevo episodio de improvisación y falta de diálogo” por parte del gobierno. Y para la líder de Cs, Carina Mejías, “la evidencia más clara de su incapacidad para dialogar”. “No han dialogado ni sobre la convocatoria ni sobre el contenido de sus propuestas”, ha reprochado el jefe de filas del PP, Alberto Fernández.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad