Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en un acto en el Congreso. EFE/Javier Lizón

Iglesias teje su gobierno: cuela a Garzón y premia a Colau

stop

El secretario general de Unidas Podemos y el líder socialista, Pedro Sánchez, ultiman la confección del organigrama del próximo Ejecutivo

Madrid, 31 de diciembre de 2019 (09:29 CET)

El organigrama del próximo Gobierno, que compartirán PSOE y Unidas Podemos, contará con al menos un ministerio en manos de En Comú Podem, la formación liderada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Alberto Garzón, el coordinador federal de Izquierda Unida -que actúa como confluencia de la formación morada- también suena con fuerza para liderar una de las carteras del próximo Ejecutivo. 

El cierre de año ha supuesto un acelerón a la investidura de Pedro Sánchez. En primer lugar, la Abogacía del Estado pidió este lunes que se permitiera al exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, salir de prisión para recoger su acta como eurodiputado; algo que propiciaría el desbloqueo de las negociaciones entre los socialistas y Esquerra Republicana (ERC), que ha convocado a su Consell Nacional el 2 de enero para zanjar si finalmente apoyan a Sánchez. 

El respaldo de los 13 diputados obtenidos por la formación republicana el 10-N es vital para el PSOE, que lleva semanas tratando de hacer cuentas para sumar los 176 parlamentarios en los que se sitúa la mayoría absoluta. Este mismo lunes consiguió otros siete, los del Partido Nacionalista Vasco (PNV), que selló su acuerdo para investir a Sánchez. 

En cuanto a su principal apoyo, los 35 diputados de Unidas Podemos, el PSOE va a concederles varias carteras. Entre ellas, la de Universidades, que se quedarían los comunes de Colau. Este ministerio, que inicialmente estaba llamado a ser ocupado por el responsable de Acción y Programa de la formación morada, Pablo Echenique, finalmente parece que será para Rosa Lluch, según informa este martes la agencia Efe. 

Lluch, hija del exministro socialista durante el mandato de Felipe González, Ernest Lluch, asesinado por ETA en el año 2000, es profesora de Historia Medieval y miembro de la Ejecutiva de Unidas Podemos, al igual que Echenique. Además, fue la cabeza de lista en los Comunes al Senado en las pasadas elecciones generales. 

También se ha retomado la posibilidad de que Alberto Garzón sea otro de los próximos ministros. Este acuerdo con los socialistas se habría fraguado durante el pasado noviembre y supondría la cuarta cartera para Unidas Podemos, que incialmente había pactado tres. No obstante, esta última sería una cartera de menor nivel que las anteriores. 

De esta forma, los de Iglesias tendrán, además de Universidades, el Ministerio de Trabajo, siendo la militante de Esquerda Unida -la sección gallega de Podemos- y del Partido Comunista, Yolanda Díaz, la que tiene más opciones de ocupar una de las carteras que más valor dan en el seno de la formación morada. 

Además, la portavoz en el Congreso, Irene Montero, asumirá el ministerio de Igualdad gracias a que la futura vicepresidenta política, Carmen Calvo, cederá competencias en esta materia a los de Iglesias, que ha mostrado desde el comienzo de las negociaciones su interés en esta cartera. 

Los otros guiños del PSOE a Ada Colau

Aunque Iglesias y Sánchez sellaron su acuerdo apenas dos días después de las elecciones del 10-N, las negociaciones sobre qué ministerios deberían ocupar los miembros de Unidas Podemos se dilataron durante unas semanas más. Uno de los requerimientos de Iglesias pasa por satisfacer el buen hacer durante los comicios de En Comú Podem, que consiguió frenar a Más País de Íñigo Errejón en Barcelona y otorgó hasta 7 de los 35 diputados de Unidas Podemos gracias a unos 500.000 votos. 

En este sentido, los nombres que han sonado con más fuerza han sido los de Jaume Asens, concejal de Participación y Transparencia en el Ayuntamiento de la Ciudad Condal, y el de Gerardo Pisarello, que fuera primer teniente de alcalde de Colau entre 2015 y 2019. 

Un Ministerio contra la despoblación

Sánchez e Iglesias apostarán por luchar contra la despoblación, uno de los principales compromisos socialistas en campaña. Este asunto es una de las prioridades del próximo Gobierno, que pondrá en marcha una Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, que se vería complementada con la apertura de sucursales hasta en veinte comarcas que requieren una intervención urgente. 

Aún no está claro a quién corresponderá esta cartera, aunque la insistencia del PSOE en dar solución al problema rural apunta a que será Isaura Leal, miembro de la ejecutiva socialista, la que asumirá el cargo. Tampoco se conoce el futuro de Justicia, responsabilidad que actualmente recae en Dolores Delgado. 

Seguirán, además de las vicepresidentas Calvo -política- y Nadia Calviño -Economía- José Luis Ábalos, como ministro de Fomento; María Jesús Montero (Hacienda); Fernando Grande-Marlaska (Interior); Teresa Ribera (Transición Ecológica) y Margarita Robles (Defensa). 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad