Pastor congela el grupo propio de Convergència

stop

La Mesa del Congreso aplaza su decisión y le pide a Homs que justifique con argumentos jurídicos por qué cree que tiene derecho

Economía Digital

Francesc Homs, en un mitin de CDC en Sabadell (Barcelona), durant la campaña para las elecciones generales del 26J. EFE/Susanna Sáez
Francesc Homs, en un mitin de CDC en Sabadell (Barcelona), durant la campaña para las elecciones generales del 26J. EFE/Susanna Sáez

Barcelona, 27 de julio de 2016 (18:43 CET)

Ana Pastor ha decidido congelar el posible grupo propio de Convergència. El mismo día en el que el Parlamento catalán ha votado la "desconexión" de España, para crear una asamblea constituyente, la Mesa del Congreso ha decicido tomarse con calma la petición de Convergència de tener un grupo propio.

Aunque varios dirigentes del PP habían expresado su aprobación, para que Convergència tuviera su propio grupo, con ocho escaños, aunque legalmente no llega al 15% de votos en cada una de las circunscripciones en las que se presentó, Ana Pastor no quiere precipitarse.


Argumentos jurídicos

La Mesa del Congreso ha decidido, por mayoría, aplazar su decisión sobre la autorización del grupo a Convergència, y le pide a sus disputados que clarifiquen con qué criterios y cómo justifican que puedan tener el grupo.

Pastor ha dado cuenta de ello, y también ha anunciado que se rechazan los grupos que habían solicitado las confluencias de Podemos, como Compromís-Podemos-EUPV, de Valencia, y En Marea, en Galicia.

El hecho es que para Convergència la decisión del Congreso es decisiva. En juego están dos millones de euros, y la presencia mediática, así como la mayor facilidad para presentar iniciativas en la cámara baja. Francesc Homs aseguró que se querían basar en "los precedentes", y que en casos similares "siempre se había permitido el grupo propio"
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad