La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. /EFE/KB

Las patronales censuran a Colau por intentar cerrar el puente aéreo

stop

Organizaciones patronales de Barcelona y Madrid advierten a la alcaldesa Colau que cerrar el puente aéreo perjudicaría la economía y la ocupación

Barcelona, 09 de enero de 2020 (14:55 CET)

La patronal catalana Foment del Treball, presidida por Josep Sánchez Llibre, y la madrileña CEIM, liderada por Miguel Garrido, advirtieron este jueves a la alcaldesa Ada Colau que su pretensión de cerrar el puente aéreo entre Barcelona y Madrid perjudicaría la actividad económica y la ocupación. Sánchez Llibre y Garrido son vicepresidentes de la CEOE.

Mediante un comunicado conjunto, Foment y CEIM subrayan la necesidad de que Barcelona y Madrid cuenten con todas las conexiones posibles, aunque, por un lapsus, también mencionan las “marítimas” pese a que no es posible desplazarse entre las dos ciudades por este medio.

Estas dos organizaciones empresariales piden “prudencia” a la alcaldesa Colau, que defiende públicamente la reducción de vuelos domésticos y su sustitución por el tren. Su concejal de emergencia climática, Eloi Badia, defendió un día antes la supresión del puente aéreo entre Barcelona y Madrid, así como todos los vuelos que tengan una alternativa férrea para reducir así las emisiones de CO2.

Foment y CEIM recuerdan a Colau que antes de lanzar propuestas “exploratorias”, como es la de eliminar el puente aéreo, tenga en cuenta los datos de demanda, tráfico y capacidad real de cada medio de transporte. Entienden que solo así podrá dar respuesta “con criterios económicos” y respetando el “compromiso ineludible” ante la emergencia climática.

Fomentar la libre competencia

Las patronales de Sánchez Llibre y Garrido advierten que Barcelona y Madrid necesitan un servicio de puente aéreo así como conexiones ferroviarias de alta velocidad entre las dos ciudades. Recuerdan que algunos de los vuelos entre las dos principales urbes españolas enlazan con otros destinos internacionales, especialmente con América.

Valoran que haya diversos sistemas de transporte entre las dos ciudades –incluido el autobús y el coche– porque así se fomenta la libre competencia y se fomenta el buen funcionamiento de estos servicios. Indican que el consumidor puede decidir en función el precio. Las patronales consideran que es positivo que se incentive una “competencia sana”.

El grupo municipal del PSC, socio de gobierno de Colau, también discrepa de las posiciones de la alcaldesa sobre la supresión del puente aéreo. En declaraciones a Efe, fuentes socialistas indicaron que está cuestión todavía debe “consensuarse”. No obstante, insistieron en que Barcelona debe estar conectada de forma “eficiente y sostenible”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad