Jordi Baiget saluda a Carles Puigdemont tras ser relevado como consejero de Empresa el pasado junio. Fue sustituido después de poner en duda el referéndum. /EFE/Andreu Dalmau

El Pdecat rescata a soberanistas pragmáticos para después del 1-O

stop

El Pdecat pone un despacho al exconsejero Jordi Baiget al lado de Artur Mas, Neus Munté y Marta Pascal para preparar el postreferéndum

Josep Maria Casas

Economía Digital

Jordi Baiget saluda a Carles Puigdemont tras ser relevado como consejero de Empresa el pasado junio. Fue sustituido después de poner en duda el referéndum. /EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 25 de septiembre de 2017 (04:55 CET)

El exconsejero Jordi Baiget estrenó hace pocos días un nuevo despacho en la sede del Pdecat. Está ubicado en el “puente de mando”, en la misma planta donde se encuentran los de Artur Mas, Neus Munté y Marta Pascal, así como los del senador Josep Lluís Clèries y del eurodiputado Ramon Tremosa, pese a que Baiget no ostenta ningún cargo en la dirección del partido, según explican fuentes de esta formación.

La coordinadora Marta Pascal quiere tener muy cerca a Baiget después del 1 de octubre. Tras el referéndum, el Pdecat reorientará su estrategia en función del panorama político y de las próximas elecciones. Deberán aclarar si apuestan como candidato por un independentista rupturista, por un independentista pragmático o por un autonomista. También deberán repensar su política de alianzas. Para esta reorientación, Pascal cuenta con Baiget y, por este motivo, han incrustado su despacho en el puente de mando según aseguran fuentes internas.

Baiget es un antiguo empleado de Convergència. La nueva dirección del Pdecat lo ha recuperado como asesor después de que el presidente Carles Puigdemont lo cesara como consejero de Empresa el pasado julio. Puigdemont prescindió de sus servicios por “pérdida de confianza” al poner públicamente en duda la viabilidad del referéndum del 1 de octubre. En una entrevista al diario El Punt-Avui, advirtió que “el Estado tiene tanta fuerza que probablemente no podamos hacer el referéndum”.

Declaraciones proféticas

Las declaraciones de Baiget en aquella entrevista se han revelado proféticas. El Estado impedirá el referéndum, al menos tal como lo había previsto Puigdemont, y puede poner en peligro el patrimonio de muchos altos cargos de la Generalitat que han colaborado en sus preparativos. Baiget también expresó el temor ante posibles consecuencias judiciales que afectasen a su patrimonio familiar. Él se libró a tiempo, pero no su esposa, Josefina Valls. Esta figura entre los cargos que el Tribunal de Cuentas ha incorporado a las actuaciones del caso del 9N, relativo a la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014.

1-O: el Pdecat recupera a pragmáticos para encarar el postreferéndum

A diferencia de Puigdemont, a Baiget se le considera un soberanista pragmático. Ni él ni Jordi Jané, que dejó la Consejería de Interior en julio pasado, han abogado nunca por la vía unilateral. Desde que dejaron el gobierno de Puigdemont se han mantenido en silencio. Ni siquiera lanzan mensajes en Twitter. Jané sigue vinculado a Interior, ahora liderado por Joaquim Forn, en calidad de coordinador de seguridad pública. Se trata de un puesto eventual.

El pasado julio, también dejaron el gobierno de la Generalitat las entonces consejeras Neus Munté y Meritxell Ruiz. La primera, que se mantiene como vicepresidenta del Pdecat, está en plena campaña del referéndum. La segunda ha adoptado una posición más discreta, pero sigue animando a los independentistas a través de su cuenta de  Twitter. 

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad