La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, y el diputado Rafael Simancas, durante una reunión con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en el Congreso. Foto: EFE/PSOE

Pedro Sánchez claudica ante ERC y acepta una consulta en Cataluña

stop

El pacto de PSOE y ERC para investir a Pedro Sánchez incluye la celebración de una consulta ciudadana en Cataluña sobre los acuerdos de la mesa de diálogo

Economía Digital

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, y el diputado Rafael Simancas, durante una reunión con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en el Congreso. Foto: EFE/PSOE

Barcelona, 31 de diciembre de 2019 (10:32 CET)

Pedro Sánchez quiere ser presidente cuanto antes —sus planes pasan por serlo esta misma semana— y ha pisado el acelerador. Lo ha hecho tanto que se ha pasado de frenada. Ha cedido ante Pablo Iglesias y Unidas Podemos, con políticas que asustan a las empresas, y también ante ERC para lograr el apoyo de sus 14 diputados —vía abstención en una segunda vuelta—, vitales para ser inquilino de pleno derecho de La Moncloa.

El candidato socialista ha claudicado ante los de Oriol Junqueras y ha aceptado su reclamación de consultar a los catalanes. En concreto, acerca de los acuerdos de una mesa de negociación bilateral entre los gobiernos de Cataluña y España. “Los acuerdos serán sometidos a validación democrática a través de una consulta a la ciudadanía de Cataluña”, dice el acuerdo entre PSOE y ERC, según recoge el diario Ara.

El pacto de Sánchez con los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya incluye la creación de una mesa de diálogo entre los dos gobiernos, según anunció este lunes Marta Vilalta, portavoz de ERC, tras la ejecutiva del partido. En esa misma reunión transcendieron algunos detalles más del acuerdo, como la celebración de la consulta.

ERC, entre Sánchez y Puigdemont

Lograr alguna cesión de Sánchez en materia de diálogo era una condición sine qua non para los republicanos, pues deben someter el acuerdo a su consejo nacional y sufre la presión de sus socios de gobierno en Cataluña, Junts per Catalunya, la formación de Carles Puigdemont, que ya han desaprobado el acuerdo de ERC con el PSOE.

Sin embargo, para Sánchez es difícil de explicar este giro después de meses de una retórica muy dura contra los independentistas. La petición de la Abogacía del Estado des este lunes, que pide permitir a Junqueras ejercer como eurodiputado, ya mostraba la intención de los socialistas de ceder ante Esquerra, y el contenido de estos pactos lo ratifica.

Previsiblemente, ERC someterá este y otros aspectos del acuerdo con el PSOE al consell nacional este jueves 2 de enero de 2020. Si sale adelante la votación, el partido que lidera en el Congreso Gabriel Rufián se abstendrá en la investidura para permitir la elección de Sánchez. Eso sí, el candidato socialista no contará con mayoría absoluta, por lo que deberá esperar a una segunda vuelta que, como muy pronto, se celebraría el domingo 5 de enero. Así, si todo va según lo previsto para Sánchez, su regalo de Reyes será levantarse como presidente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad