El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante la entrevista concedida a los Informativos de Telecinco. Foto: EFE/FC

Pedro Sánchez prepara el terreno para el apoyo de ERC

stop

A menos de tres semanas de la investidura, el Gobierno de Sánchez matiza que una abstención de ERC no es lo mismo que "depender de ERC"

Alessandro Solís

Economía Digital

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante la entrevista concedida a los Informativos de Telecinco. Foto: EFE/FC

Barcelona, 05 de julio de 2019 (17:30 CET)

"Nadie ha dicho que una abstención de ERC sea depender de ERC", comentó la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, cuando faltan menos de tres semanas para el debate de investidura de Pedro Sánchez. El Ejecutivo socialista comienza a preparar el terreno para que la formación de Oriol Junqueras haga posible su continuidad en la Moncloa mediante la abstención la semana del 22 de julio.

"Las fuerzas políticas hacen con sus votos en ejercicio de su autonomía e independencia política lo que les parece. Depender es una cosa y que voten es otra muy diferente", añadió Celaá en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros. Instalar en el debate una posible abstención de Esquerra es también un elemento de presión para que PP y Ciudadanos propicien la investidura.

La portavoz del Ejecutivo reveló que el PSOE no pierde "la esperanza de que PP y Cs cumplan con su parte de responsabilidad y, con sentido de estado, posibiliten la investidura". En ese sentido, apelando a la abstención de PP y Cs, la también ministra de Educación aseguró que Sánchez no quiere que el Gobierno "depende de fuerzas independentistas", habida cuenta de su comportamiento en el debate de los presupuestos.

Sánchez pide a PP y Cs tener "sentido de Estado" en la investidura

Recordando lo que para la administración socialista fue "un momento bien crítico como el que pasamos con los Presupuestos Generales del Estado", Celàa evocó aquella votación en la que los partidos independentistas, "con el voto de PP y Cs", hicieron caer las cuentas, "acelerando" así la convocatoria electoral del 28 de abril.

En otras palabras, si las formaciones de derecha tienen "sentido de estado", pueden también abstenerse en la investidura de Sánchez, de forma que pueden ocupar inmediatamente el espacio de la oposición y asegurarse de que la investidura no vaya a "depender" de los independentistas. No obstante, además de esto, Sánchez no ofrece nada más a Cs y PP.

Y lo oficial es que Sánchez no tiene más apoyos asegurados que el del diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC). Podemos reclama un gobierno en coalición pero el líder del PSOE ofrece un "gobierno de cooperación", en el que Pablo Iglesias puede sugerir nombres de ministros independientes pero debe conformarse con no entrar en el Ejecutivo directamente.

Los votos del PSOE más los de Unidas Podemos y Compromís sumarían 167, que con la abstención de ERC permitiría superar la investidura en segunda votación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad