Pedro Sánchez: "La economía se está recuperando"

stop

FORO ECONÓMICO

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, en el Círculo de Economía de Barcelona

Barcelona, 03 de febrero de 2015 (15:05 CET)

Pedro Sánchez en el Círculo de Economía, en Barcelona. Con toda su junta todavía tocada por la muerte de José Manuel Lara, y con la sensación de que es necesario un replanteamiento del "progresismo en Europa", según el presidente del lobby empresarial, Antón Costas, que ponga orden a la confusión política total que se vive particularmente en España, el líder del PSOE ha querido lanzar un mensaje: "La economía se está recuperando".

Otra cosa es la aportación en esa recuperación del Gobierno del PP. Pero el líder socialista es consciente de que si el PSOE quiere ser una alternativa real en La Moncloa no puede obviar los cambios en la economía española. Las clases trabajadoras y las clases medias necesitan algo de luz, no sólo proclamas negativas, a diferencia de los mensajes que traslada Podemos. 

En determinados círculos económicos y políticos, que valoran el esfuerzo de renovación de los socialistas, ese era un reproche serio. El PSOE "debería reconocer que las cosas han cambiado", se explica, aunque se tenga claro que la hasta ahora única alternativa al PP, deba proponer cambios profundos y estructurales para resolver los grandes problemas económicos e institucionales de España.

Combatir seriamente el paro estructural


Pero se trata de un primer paso. Y Sánchez lo ha dado, ante la satisfacción de los empresarios catalanes, que desean mensajes positivos para, desde esa premisa, creer en proyectos políticos. El Círculo de Economía lo esperaba.

"Los datos muestran una recuperación económica, pero eso no implica que el Gobierno del PP deba celebrarlo con euforia", ha asegurado Sánchez, criticando la "altivez" y la falta de "humildad" del PP. Porque esa recuperación se está produciendo de forma desigual, y con un paro estructural cada vez más preocupante. "Cruzando todos los datos del paro, se comprueba que hay 2,38 millones de personas con un paro de larga duración, y eso hay que combatirlo", ha remachado el líder socialista.

La prima de riesgo baja, sí, pero es por el BCE


El secretario general del PSOE también ha querido aparcar la euforia del PP por el descenso en la prima de riesgo, que, en los años de Gobierno de Mariano Rajoy, desde noviembre de 2011 ha descendido un 69%, pero menos que Italia, con un 77%, o Portugal, con un 83%, o Irlanda, con el 90%, o que la propia Grecia, con el 76%. Y todo ello gracias más a la política del Banco Central Europeo que al Gobierno del PP.

Sánchez, que ha sido invitado por Antón Costas para participar en las jornadas económicas del Círculo de Economía en Sitges, a finales de mayo, ha ofrecido una agenda de recuperación "justa", que ataque el mercado de trabajo dual, con un nuevo estatuto de los trabajadores y con un sistema fiscal "sencillo, eficiente y justo", que "no lo cargue todo en las clases medias".

Contra "el conservadurismo de izquierdas"


En un combate interno en la izquierda española, Sánchez ha reclamado una "política de verdad", que huya de viejas recetas y del conservadurismo de la derecha y de la izquierda, incidiendo en que "también en la izquierda existe el conservadurismo", en una alusión nada velada a Podemos.

El PSOE, con enormes dificultades para rehacer su discurso, quiere remontar el vuelo, desde la asunción de la realidad, el inicio de la recuperación, y con políticas que combatan la desigualdad, reivindicando ese papel central como alternativa de Gobierno. Por ello, Pedro Sánchez, ha reivindicado el acuerdo sobre seguridad alcanzado con el PP para luchar contra el yihadismo, con el propósito de alcanzar otros sobre diferentes ámbitos, a pesar de las críticas internas recibidas.

Ello no quita que Sánchez haya insistido en que el PSOE tratará de modificar el artículo 135 de la Constitución "para completarlo", que acordó con el PP para limitar el endeudamiento del Estado, un pacto que llegó en verano de 2011, en vísperas de las elecciones generales.

Oposición contra la reforma laboral del PP


Ahora bien, Sánchez no ha podido ni ha querido darle la razón a los que alaban la reforma laboral del PP. El jefe del servicio de estudios de La Caixa, Jordi Gual, le ha pedido a Sánchez que reflexione sobre si el PSOE no debería dejar claro que esa reforma ha sido positiva, porque ha permitido que "con menos crecimiento que hace unos años, se puedan crear también puestos de trabajo".

El líder del PSOE no ha quedado convencido. "Hemos visto un cambio en los contratos, hacia la temporalidad, y, aunque se deba reflexionar sobre qué grado de temporalidad necesitamos, yo creo que debe ser menor", ha asegurado Sánchez.

El Foro del Círculo de Economía, por tanto, le ha servido a Sánchez para iniciar una larga campaña electoral, dejando, por ahora, las cuestiones del problema catalán en un segundo plano, aunque le han requerido a hacerlo. "No se puede forzar a nadie a elegir sus identidades", ha afirmado, apostando por un estado federal, que desarrolle, "para solventar las cosas que han sido mal", el estado de las autonomías. 


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad