Pedro Sánchez y Felipe VI. EFE/Ballesteros

Pedro Sánchez se entrevista con el Rey sin soluciones al bloqueo

stop

El presidente en funciones acude al encuentro cien días después de las elecciones y sin perspectivas de desbloquear la situación política

Madrid, 07 de agosto de 2019 (09:33 CET)

La situación política de España cumple cien días de bloqueo. Más de tres meses han pasado desde que los españoles fueron llamados a las urnas y aún no hay Gobierno ni se espera. La investidura fallida de Pedro Sánchez abocaba a una nueva ronda de negociaciones que dilata aún más la puesta en marcha del Gobierno. Felipe VI sorprendía dejando clara su posición sobre la una posible repetición electoral si los partidos no se ponen de acuerdo: "Lo mejor es encontrar una solución antes de ir a elecciones", dijo el Rey. La reunión entre el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y Felipe VI se celebra este miércoles bajo la presión de estas palabras que no han dejado indiferente a nadie. 

El Palacio de Marivent de Palma acogerá este encuentro en medio de un contexto de incertidumbre ante el estancamiento en la formación del nuevo ejecutivo. Después de la investidura fallida de Sánchez en el Congreso, el monarca anunció que no convocaría, de momento, una nueva ronda de consultas con los partidos, "de manera que las formaciones política puedieran llevar a cabo las actuaciones que consideren conveniente", con vistas a la elección de un candidato a la Presidencia. 

La de este miércoles será la segunda vez que Pedro Sánchez se reúna con el Rey en el Palacio de Marivent, después de que el 2018 lo hiciera apenas dos meses depués de llegar al Gobierno con la moción de censura a Mariano Rajoy tras la sentencia Gürtel que vinculó al PP con graves casos de corrupción. 

Nueva alternativas

Sánchez busca una nueva estrategia tras su investidura fallida. El PSOE ha vuelto a abrir la ronda de reuniones con partidos y colectivos sociales. El primer escenario que barajan los socialistas es un acuerdo programático de investidura "a la portuguesa", con el apoyo externo de otras fuerzas progresistas, como Unidas Podemos, quien inicialmente era el "socio preferente". Sin embargo, desde la formación liderada por Pablo Iglesias ya ha advertido a los socialistas de que si continúan insistiendo en el llamado "acuerdo a la portuguesa", el intento de Sánchez de ser investido presidente el próximo septiembre "volverá a fracasar".

Los socialistas han intentado en reiteradas ocasiones poner sobre la mesa un acercamiento con PP y Ciudadanos para qeu permitan la investidura de Sánchez. Desde PSOE piden directamente la abstención de las dos formaciones, a lo que el partido de Pablo Casado ya ha respondido sin antes poner sus propias condiciones. La propuesta del PP pasa por que Pedro Sánchez deje paso a un candidato alternativo de consenso que facilite "una alianza de partidos consitucionalistas" de cara a la investidura. Sin embargo, esta vía no parece haber sentado bien entre las filas socialistas. 

¿Qué pasa con las cuentas públicas?

Este contexto de bloqueo hace que muchos se pregunten por la situación de las cuentas públicas y no es para menos. La ausencia de plena capacidad legislativa y ejecutiva impide al Gobierno en funciones presentar un nuevo Presupuesto, por lo que hasta que prospere una investidura se mantendrán prorrogadas las cuentas de 2018.

Los presupuestos se consideran la principal herramienta política y económica del Gobierno, ya que en ellos se detallan las prioridades de gasto y la vía para obtener los ingresos, por lo que su aprobación está expresamente prohibida para ejecutivos en funciones. Actualmente, los vigentes son los de 2018, que fueron elaborados por el Gobierno de Mariano Rajoy. 

En caso de que no haya un nuevo presupuesto aprobado antes de fin de año, las cuentas de 2018 emprenderían en 2020 su tercer año consecutivo de vigencia y se convertirían en las más longevas de la historia de España.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad