Pedro Sánchez arropa a Pepu Hernándz en su acto de presentación como candidato a la alcaldía de Madrid. Foto: EFE/EN
stop

Sánchez arropa a Pepu en su acto de presentación y De la Rocha, también candidato a las primarias del PSOE madrileño, reclama "neutralidad"

Alessandro Solís

Economía Digital

Pedro Sánchez arropa a Pepu Hernándz en su acto de presentación como candidato a la alcaldía de Madrid. Foto: EFE/EN

Barcelona, 03 de febrero de 2019 (17:15 CET)

El incendio que Pedro Sánchez provocó en el PSOE de Madrid se ha convertido en antorcha para el presidente del Gobierno y también secretario general del partido socialista, que este domingo defendió su "derecho como militante" a posicionarse y arropar al ex seleccionador de baloncesto Pepu Hernández como candidato a la alcaldía de la capital.

Sánchez presentó a Hernández en el acto de lanzamiento de su candidatura a las primarias del PSOE, ante unas 1.000 personas, en el teatro de La Latina, manifestando que "si Pepu está aquí es por la petición que le he hecho como militante". Pero su confianza no fue suficiente para acallar las críticas que su apuesta en Madrid suscita en la formación.

El ex alcalde de Fuenlabrada, Manuel de la Rocha, ha dejado claro que no piensa renunciar a las primarias para elegir al candidato del PSOE en Madrid, y este domingo reclamó a Sánchez "neutralidad", además de pedirle que acuda a su acto de presentación, el próximo 19 de febrero, como hizo este domingo cuando arropó a Hernández.

"Que venga y me presente en igualdad con otras candidaturas", exigió en un comunicado, y recordó a Sánchez que él mismo pidió un proceso limpio en las primarias que le auparon a secretario general. El veterano representante de Izquierda Socialista extendió la petición de neutralidad al secretario general del PSOE madrileño, José Manuel Franco.

Además de Hernández y De la Rocha, en el proceso de primarias hay candidaturas del concejal madrileño Chema Dávila y la militante en Chamartín, Marlis González.

Sánchez: La "mejor candidatura" es la de Pepu

Pese a las sensibilidades socialistas que despierta el asunto, Sánchez se ratificó en su apuesta durante su intervención en el acto de Hernández: "Hay un derecho, el de los militantes, también el mío como militante, a posicionarme y decir cuál es el mejor proyecto y la mejor candidatura a la alcaldía".

A su entender, las primarias "no implican que la dirección se desentienda de buscar proyectos políticos ganadores". Para dejarlo claro, dijo que habló en el acto como presidente, secretario general, militante y vecino de Madrid. Y agregó que Pepu quiere "cambiar esta ciudad y hacerla como realmente quiere la ciudadanía de Madrid".

Hace tres décadas que la capital no tiene un alcalde socialista, por lo que Sánchez hizo hincapié en que "es importante que el PSOE tome el testigo a esa izquierda que no supo o no pudo gobernar".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad