Piqué plantea ya una Europa a dos velocidades

stop

El ex ministro de Exteriores pide que se sea práctico para avanzar en aplicar políticas comunes indispensables, como la energética

De izquiera a derecha, Enrico Letta, Joaquín Almunia, Miquel Nadal y Josep Piqué en Sitges | EFE

31 de mayo de 2014 (11:41 CET)

¿Porqué ha triunfado el espacio Schengen? Porque se adhirieron a él los países que realmente estaban interesados en la libre circulación de personas y mercancías. Los que no, tenían la oportunidad de sumarse a posteriori. El ejemplo es exitoso y se debe seguir para conseguir avanzar en el proyecto europeo, defiende el ex ministro de Exteriores y ex presidente del Círculo de Economía, Josep Piqué. La Europa a dos velocidades es una realidad y ponerse de espaldas a ella sólo realentiza aún más el proyecto común, añade.

La reflexión tiene un defensor: el ex primer ministro de Italia, Enrico Letta, quien ha compartido con Piqué mesa este sábado en las jornadas económicas organizadas por el lobby empresarial catalán. Es el vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia comunitaria, Joaquín Almunia, quien discrepa con el discurso. “Los avances de verdad sólo se consiguen cuando participan los 28, cuando se excluye a alguien sólo se crean más problemas de gobernanza”, afirma.

Reformas necesarias

Las dos voces de los españoles son los que se repiten en todo el continente. Discrepan sobre la base del avance, pero comparten la dirección: integración del regulador económico, de la política energética y la exterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad