El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; la portavoz parlamentaria, Irene Montero (i); y la secretaria de Coordinación Ejecutiva, Ione Belarra

Podemos complica todavía más su relación con Pedro Sánchez: no al 155

stop

Irene Montero se desmarca de los planes de intervención de la Generalitat: "No arregla ni siquiera un poquito, solo sirve para incendiar"

Economía Digital

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; la portavoz parlamentaria, Irene Montero (i); y la secretaria de Coordinación Ejecutiva, Ione Belarra

Barcelona, 04 de octubre de 2019 (12:59 CET)

La aplicación del 155 en Cataluña promete marcar decisivamente tanto la precampaña como los pactos postelectorales. Después de que Pedro Sánchez haya colocado sobre la mesa con toda claridad la posibilidad de una nueva intervención de la Generalitat, Podemos ha optado por desmarcarse. De esta manera se complica todavía más un presunto acuerdo de gobierno entre ambas formaciones.

Aunque hace unas semanas Podemos había acercado sus posturas a las de Sánchez respecto a la situación en Cataluña para facilitar la investidura, ahora el partido de Pablo Iglesias ha regresado a su posición original. 

"El 155 ya ha sido aplicado y el propio Mariano Rajoy vio cómo esto no servía para absolutamente nada...No arregla ni siquiera un poquito, solo sirve para incendiar y para prolongar un problema", afirmó este viernes la número dos de Podemos, Irene Montero.

Con este rechazo rotundo al 155 Podemos no sólo intenta marcar distancias con el PSOE, sino también con Más País e Íñigo Errejón, que no piensa condicionar su apoyo a Sánchez por el 155. "No se puede hipotecar un gobierno progresista en España por esta situación; aunque no estemos de acuerdo en una cosa, podemos avanzar en el resto", dijo Errejón esta semana.

Las dos posturas de Iglesias

De hecho, este mismo planteamiento es el que sostenía Iglesias hace apenas tres semanas, cuando buscaba desesperadamente tener ministros de Podemos en el Gobierno. "Yo no anticiparía acontecimientos, pero en cualquier caso, vamos a estar con la ley y, si estuviéramos en el gobierno, asumiríamos el liderazgo del PSOE", dijo a mediados de septiembre sobre la eventual intervención de la Generalitat.

La rectificación de Podemos o, mejor dicho, su regreso a la oposición frontal al 155 está muy relacionada con sus aspiraciones electorales en Cataluña, ya que los de Iglesias obtuvieron 6 escaños en las provincias catalanas el pasado 28 de abril y ahora buscan mejorar su resultado a costa del endurecimiento del PSOE respecto al desafío soberanista.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad