Podemos echa a cuatro militantes por agredir a compañeras de partido

stop

Corta por lo sano después de las denuncias de cinco mujeres por acoso verbal y físico, también afiliadas, en la Comunidad de Madrid

Pablo Iglesias antes de entrar en la reunión con los dirigentes de Podemos. / EFE

Barcelona, 05 de agosto de 2016 (11:30 CET)

Más problemas para Podemos. Y esta vez de carácter interno. El partido ha echado a cuatro miembros del Círculo Joven de la Comunidad de Madrid, por acoso y agresiones verbales y físicas a otras compañeras.

Fue la asamblea de militantes madrileños la que tomó la decisión, tras una reunión en la noche del pasado lunes. Las compañeras expusieron sus quejas, y aseguraron que habían sufrido vejaciones y decidieron abandonar el círculo, la denominación de las organizaciones locales de Podemos.

El partido decidió echarlos, y ellas, finalmente, han vuelto al círculo. "Estas acusaciones completamente machistas han provocado que el círculo no sea seguro para nosotras y hemos decidido tomar medidas para cambiarlo", aseguraron en un comunicado en la asamblea madrileña.


Contra la "desigualdad"

Pero la dirección de Podemos ha decidido interesarse por el tema, después de que varios medios se hicieran eco de esas denuncias, y lo explicara OK Diario. La dirección ha abierto una investigación para decidir si expulsa de forma definitiva a los cuatro acusados. La dirigente Clara Serra, responsable del área de igualdad, ha asegurado que el partido "es contundente" en esa lucha contra el machismo, y que no tolerará que se mantenga "la desigualdad" en la organización, sea cual sea el nivel, local o nacional.

"Hemos abierto una comisión para ver lo que ha pasado, vamos a realizar un expediente, vamos a hablar con las afectadas, y con los otros compañeros, lo vamos a llevar a la comisión de garantías, pero tenemos claro que en Podemos no toleramos los comportamientos machistas", ha remachado Serra.

El hecho crea desconcierto en Podemos, que, precisamente, había iniciado un proceso en los últimos días para reforzar las estructuras locales, y recuperar el espíritu inicial del partido, con una mayor participación de las bases, y buscando la movilización en la calle para reforzar el proyecto político alternativo. Precisamente, los círculos habían expresado en los últimos meses su desazón por los mecanismos de elección de candidatos y la jerarquía impuesta desde la cúpula, que lidera Pablo Iglesias e Iñigo Errejón.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad