Podemos echa por tierra los presupuestos de Sánchez

Podemos pone en el alambre a Sánchez con los presupuestos

stop

El partido de Pablo Iglesias cree que los planes de Sánchez carecen de "avances decididos"

Barcelona, 08 de octubre de 2018 (14:09 CET)

Bofetada de Podemos a Pedro Sánchez. El secretario de Organización, Pablo Echenique, aseguró este lunes que los presupuestos del Gobierno del PSOE “no están a la altura”, por lo que el voto de la formación morada a los presupuestos del Gobierno del PSOE es “no”. 

Echenique insistió en que la propuesta del Ejecutivo socialista carece de “avances” en los compromisos presupuestarios que recibió hasta el momento, aunque quiso suavizar la situación al afirmar que espera que todo se pueda “reconducir".

Por su parte, Echenique afirmó que la voluntad de su partido es “constructiva” para buscar un acuerdo para que las cuentas públicas del próximo año respondan a las necesidades que tiene “la gente”.

Exigencias de Podemos: alquileres y salarios 

Entre los aspectos que bloquean el apoyo de Podemos a los nuevos presupuestos, el dirigente destacó la falta de “avances decididos” para conseguir una bajada de los alquileres o para combatir la precariedad laboral.

Echenique, que anunció el “no” de su partido a los presupuestos en una rueda de prensa posterior al Consejo de Coordinación de Podemos, acompañado de la diputada Noelia Vera, añadió que otras de las medidas clave deben perseguir la posibilidad de alcanzar los 1.000 euros de Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2019. 

Los otros peajes de Podemos 

La influencia del partido de Pablo Iglesias en los planes de Pedro Sánchez es evidente. Las últimas palabras de la ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero, que remarcaron que el acuerdo con Podemos para gravar más a las rentas altas está “prácticamente cerrado”, fueron la última muestra.

Y es que el Ejecutivo socialista tiene planificado un aumento del tipo marginal sobre la renta hasta el 52% para aquellas superiores a 140.000 euros anuales.

Queda por ver si las exigencias de Podemos terminan arrancando dos compromisos más de los socialistas: otro tipo intermedio para hacer el impuesto aún más progresivo y una subida a los tipos al ahorro para aquellas personas que ganan más de 50.000 euros con sus inversiones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad