¿Por qué el PSOE ve como el mejor resultado los 47 diputados de Díaz?

stop

ELECCIONES ANDALUZAS

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

Barcelona, 23 de marzo de 2015 (22:05 CET)

Nervios, rostros serios, preocupación. Los dirigentes socialistas vivieron la jornada del domingo con intensidad. Las encuestas ofrecían en las últimas semanas una victoria a Susana Díaz, pero lejos de la mayoría absoluta. Claro que esa victoria podía ser muy distinta, en función del apoyo recibido y del peso de los adversarios políticos.

La encuesta de Canal Sur a pie de urna, elaborada por TNS Demoscopia, otorgaba al PSOE entre 41 y 44 escaños. Era una victoria, pero poco satisfactoria, después de que la presidenta andaluza hubiera adelantado las elecciones.

Los graneros del PSOE, sin embargo, respondieron, aunque con el porcentaje y el número de votos más bajo de la larga serie histórica. Susana Díaz logró el apoyo del 38% de los electores en Sevilla, el 40,96% en Huelva, y el 42,68% en Jaén, las tres provincias más fieles.


Un resultado enorme, en comparación con el PP

En conjunto obtuvo 1.406.673 votos, el 35,44% del total, un porcentaje similar al de las elecciones europeas, en las que logró el 35,12%. Eso se tradujo en 47 diputados, los mismos que logró José Antonio Grinán en las elecciones de 2012. Curioso.

Es decir, el resultado no ha sido "ninguna maravilla", como reconocen dirigentes socialistas. Pero sí es notable en el nuevo contexto político, con la aparición de Podemos y Ciudadanos, y con la debacle del PP, que perdió 17 diputados y 500.000 votos. Y con 15 escaños de Podemos, que, pese a ser significativo, es un resultado que no amenaza todavía al poder del PSOE.

Logro del "socialismo español"

La idea es que "es el mejor resultado posible para el PSOE", porque Susana Díaz ganó las elecciones, no quedó por detrás de Griñán, dejó al PP tocado, pero no arrasó con una mayoría absoluta. Y lo que estaba en juego también es el equilibrio interno de los socialistas, con el secretario general, Pedro Sánchez, todavía sometido a una fiscalización del partido.

Sánchez defendió este lunes los resultados como un logro "del socialismo español", pero respiró aliviado. Díaz se quedará en Andalucía. Ha ganado las elecciones, pero no lo tiene fácil.

Deberá negociar con todos los grupos, porque ahora no puede comprometerse con ninguna fuerza en concreto. Con la que podría hacerlo, Ciudadanos, --con sus nueve diputados--, el PSOE tendría la mayoría absoluta necesaria, con una suma de 56 diputados. Pero es imposible por las dos partes. Ciudadanos no quiere antes de hora aparecer como una fuerza que apuntala a la izquierda. Prefiere esperar.

Ganar tiempo, con otra cara, esperando las municipales

Con ello, el PSOE gana tiempo. Pero lo gana en una situación de cierta esperanza. Llegará a las elecciones autonómicas y municipales de mayo con otro aire. Será entonces cuando se producirá nuevo examen. "La realidad nos irá situando, y la cita será ahora las elecciones de mayo", asegura un dirigente socialista.

La Comunidad de Madrid, y Valencia son ahora los objetivos del PSOE. Y todo gracias a un resultado idóneo, los 47 diputados de Susana Díaz, "ni 46, ni 48, 47, un resultado perfecto".   

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad