El nuevo diseño del Hermitage Barcelona lleva el sello del arquitecto Toyo Ito.

El Port logra el consenso para el Hermitage de Barcelona

stop

La alcaldesa Ada Colau se muestra abierta al proyecto de subsede del museo Hermitage, aunque reclama que se le presente un plan de viabilidad

Barcelona, 14 de noviembre de 2018 (21:42 CET)

La presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, ha conseguido vencer las reticencias de las administraciones públicas para tirar adelante la construcción de una subsede del museo Hermitage dentro del recinto portuario.

Incluso la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, se mostró más receptiva. Hasta ahora, era su principal crítica. Este martes indicó que pedirá a los promotores de la subsede del Hermitage en Barcelona que presenten un estudio de viabilidad del proyecto arquitectónico.

En diciembre, ante las indecisiones del consistorio barcelonés, los impulsores recordaron que han trabajado en los últimos seis años con la Generalitat, el Ayuntamiento y las asociaciones vecinales. Y consideraron "impensable que una inversión de 50 millones de euros, de capital 100% privado, pueda llevarse a cabo" si no cuenta "con el apoyo explícito del Ayuntamiento de Barcelona”.

La oposición en bloque recriminó este martes al gobierno de Colau su falta de interés y su pasividad en el proyecto del museo Hermitage para Barcelona. En un debate en comisión, todos los grupos de la oposición, menos la CUP (que no asistió), coincidieron en la necesidad de tirar adelante este emblemático proyecto.

El comisionado de cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Joan Subirats, negó cualquier prejuicio de carácter ideológico y se excusó diciendo que no tienen el proyecto, que no es el mismo que les habían enseñado y que en este sólo un 25% de la superficie sería de exposición.

“Hemos tenido actitud proactiva”, aunque añadió que se pusieron en contacto con la directora de Port de Barcelona para pedirle que les enviara el proyecto cuando vieron lo que se publicó.

La tramitación oficial comenzó con su publicación en el Boletín Oficial del Estado. Es el gran proyecto de Conesa. La presidenta del puerto jugó con la proximidad de las elecciones municipales y con las dificultades de Colau para aprobar los presupuestos municipales. A la alcaldesa no le conviene abrir un nuevo frente por la subsede del Hermitage.

Un diseño del arquitecto Toyo Ito

El arquitecto japonés Toyo Ito se encargará del proyecto arquitectónico. Posee un premio Pritzker. Es el autor de Fira Gran Vía, de las Torres Fira y del Hotel Suites Avenue, equipamientos situados en L’Hospitalet de Llobregat.

Para el nuevo Hermitage barcelonés, Toyo Ito sustituirá al edificio de líneas rectas previsto inicialmente por otro en el que predominan las formas curvas, el hormigón blanco y los cierres acristalados.

El edificio tendrá una superficie construida de 16.000 metros cuadrados, de los que 12.000 serán útiles, repartidos entre un sótano y tres niveles.

El Hermitage, que espera recibir a 700.000 visitantes anuales, será otro paso más en la renovación del frente marítimo de la ciudad, donde en las últimas décadas se levantaron el centro comercial de Maregmágnum, las oficinas del World Trade Center, el puerto deportivo de Marina Port Vell, el hotel W y el Aquarim con el cine IMAX.

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad