El secretario del PP, Teodoro García; el líder del partido, Pablo Casado; y el candidato a la presidencia de Andalucía, Juanma Moreno, en un mitin en Granada. Foto: EFE/PT
stop

Los candidatos del PP y Ciudadanos intercambian reproches y duros calificativos en el inicio de la recta final de la campaña electoral en Andalucía

El secretario del PP, Teodoro García; el líder del partido, Pablo Casado; y el candidato a la presidencia de Andalucía, Juanma Moreno, en un mitin en Granada. Foto: EFE/PT

Barcelona, 24 de noviembre de 2018 (18:17 CET)

Cuando falta poco más de una semana para las elecciones en Andalucía, los partidos de derecha cargan los unos contra los otros para captar a votantes frustrados con el rival o con la asociación PSOE-Podemos que durante un semestre ha manejado el timón de la Moncloa.

El Partido Popular y Ciudadanos suben el tono y endurecen sus discursos para hacerse con la Presidencia de la Junta, después de que la formación naranja rompiera con el PSOE para precipitar el adelanto electoral andaluz, que tendrá lugar el próximo domingo 2 de diciembre.

Moreno (PP): Marín (Cs) pasó de "perro de compañía" de Díaz a "perro de presa"

Los de Pablo Casado y Albert Rivera intercambiaron reproches y duros calificativos este sábado en el inicio de la recta final de la campaña. El popular Juanma Moreno acusó al candidato de Ciudadanos, Juan Marín, de pasar de "perro de compañía" de Susana Díaz a "perro de presa".

Además, advirtió: "Un partido político que lleva en su ADN el socialismo como es Ciudadanos no puede ser cambio en Andalucía". Marín respondió vía Twitter: "Señor Bonilla, para llamarme 'perro' ya están los sanchistas y el supremacista de Quim Torra. No se equivoque de adversario; pida perdón y deje los insultos".

La competencia de ofensas no acabó allí. El candidato de Cs cargó contra el "conformismo del PP" y el "victimismo de siempre del PSOE". Marín se dirigió también a Díaz, a quien aconsejó que después de las elecciones, "si no se quiere echar en manos de Podemos, apoye a Ciudadanos".

El representante que lidera la lista de la formación naranja también habló sobre Vox y dejó claro que Ciudadanos y ese partido están "en las antípodas". 

La izquierda se presenta como barrera contra la extrema derecha

Por su parte, la candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, cargó contra los banqueros y los grandes empresarios, a los que se refirió como "la única minoría peligrosa". Defendió que la coalición de izquierdas en la que confluyen Podemos e Izquierda Unida se presenta como la "barrera de contención de la extrema derecha".

Rodríguez participó en un acto público en Sevilla en el que también estuvieron presentes los líderes de Podemos e IU, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, que debutaron en la campaña ratificando que no gobernarán con el PSOE de Díaz. "¡Ni mijita!", agregaron. Andalucía no debe ser "periferia de Europa", sino "punta de lanza", dijo Iglesias.

Díaz centró sus mensajes de este sábado en las mujeres, al ser víspera del Día Internacional contra la Violencia de Género. Recordó que PP y Cs tildaron de elitistas las manifestaciones del 8 de marzo para después desdecirse y asegurar que "estaban con las mujeres".

La candidata del PSOE admitió que hoy es "más feminista que cuando era joven" y pidió a las mujeres que mantengan vivo el espíritu de las manifestaciones del 8M para frenar el "creciente" movimiento "machista y xenófobo" de la derecha, sin hacer mención explícita de ningún partido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad