stop

El ministerio del Interior y la Generalitat revelan desacuerdos con la investigación de los atentados en Barcelona y Cambrils

Barcelona, 19 de agosto de 2017 (16:48 CET)

La unión que han exhibido el Gobierno central y el catalán tras los atentados enseñan las primeras fisuras: el Ministerio del Interior y la Generalitat no se ponen de acuerdo si la célula terrorista se puede considerar desarticulada o no.

El ministro Juan Ignacio Zoido afirmó que su cartera da por “totalmente desarticulada” el comando terrorista que mató a 14 personas y herido a más de 130 entre Barcelona y Cambrils. Los investigadores consideran que la célula estaba formada al menos por doce terroristas, de los que cinco fueron abatidos por la policía en Cambrils; cuatro detenidos, uno de ellos en Alcanar (Tarragona) y tres en Ripoll (Girona); dos fallecidos en la explosión del día 16 y uno, Younes Abouyaaqoub, que estaría huido.

Con estos datos, Zoido hizo el anuncio tras revelar que el Gobierno mantendrá el nivel 4 de alerta terrorista pero que aumentarán los refuerzos de efectivos en zonas de alta concurrencia, sobre todo puntos turísticos.

La Generalitat no está de acuerdo

Pocos minutos después del anuncio de Zoido el consejero de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, rechazó la idea de que la célula esté desarticulada. “La investigación dirigida por los mossos no la podemos dar por finalizada hasta que no determinemos y detengamos a todas las personas integrantes de la célula. Los avances son importantes por el golpe asestado en Cambrils, pero queda trabajo para hacer", ha señalado.

Mossos d’Esquadra: “Nosotros consideraremos cuando la célula esté desarticulada”

El consejero dijo que hay elementos que apuntan hacia líneas de investigación "que no damos por acabadas", y que la policía autonómica aún busca a "dos o tres personas más que creemos serán importantes para la investigación", por lo que ha pedido mucha prudencia.

Dudas sobre el conductor de la furgoneta

Por ejemplo, precisó que los Mossos d'Esquadra no han identificado todavía al hombre que conducía la furgoneta que arrolló a centenares de personas en Las Ramblas. En un primer momento se especulaba que el responsable era Moussa Oukabir, pero luego el mayor de este cuerpo, Lluis Trapero, dijo que esta hipótesis perdía fuerza y ha cobrado vigor la que señalaba al fugitivo Abouyaaqoub.

El portavoz de la policía autonómica, Albert Oliva, recordó que este cuerpo tiene la última palabra en las pesquisas: "de la misma manera que cuando se produjo el atentado fueron los Mossos d'Esquadra el cuerpo que dio la primera información y somos los que estamos dando la información, seremos nosotros los que concluiremos el resultado final de la investigación cuando consideremos que la célula esté totalmente desarticulada", señaló.

Rectificaciones

Tras las informaciones que revelaron estos desacuerdos entre ambas administraciones, las autoridades nacionales y catalanas cruzaron llamados telefónicos y rectificaron públicamente los desacuerdos. El Ministerio del Interior y el gobierno catalán afirmaron que todo fue un malentendido "que no tiene más recorrido" y que las relaciones entre los dos estamentos no fueron afectadas, dijeron a Efe.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad