El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez. EFE

Puigdemont abre una grieta entre Llarena y Sánchez

stop

Sánchez prioriza juzgar a Puigdemont en España, mientras que Llarena maneja dos opciones y todas implican juzgar al expresidente por rebelión

Barcelona, 12 de julio de 2018 (20:56 CET)

Carles Puigdemont aleja las posturas entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. Así lo ha evidenciado el jefe del Ejecutivo que, al igual que he secundado minutos más tarde su número dos, ha priorizado en que se juzgue al expresidente de la Generalitat en España, condición que no pasa por los planes de Llarena, que quiere que antes se demuestre que Puigdemont es culpable de rebelión.

“Lo importante en términos de justicia es que aquellas personas involucradas en los hechos del último semestre de 2017 tienen que ser juzgadas por parte de los tribunales españoles", ha espetado Sánchez al filo del cierre de la Cumbre de la OTAN, para añadir a continuación que "lo único que espera de su Gobierno no es calificar las resoluciones judiciales, sino respetarlas".

Pero Llarena tiene otros planes. Y ninguno pasa, de momento, por el regreso de Puigdemont a España. Sobre la mesa, dos opciones: una, retirar directamente la euroorden sin mayor trámite, o elevar el asunto ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Dicho de otro modo, retener el máximo tiempo posible al expresidente de la Generalitat en Alemania.

Al respecto, la segunda opción tiene mucha fuerza, aunque todo indica que Llarena esperará a tener la traducción de la resolución alemana para tomar una decisión. El juez se mostró proclive a ello –del mismo modo de que la fiscalía– desde hace unos meses. 

Calvo refuerza el discurso de Sánchez

La vicepresidenta, Carmen Calvo, ha seguido las tesis de Sánchez. Antes de participar en un acto en Madrid, ha manifestado que el objetivo es únicamente que "la justicia española pueda hacer su trabajo con nuestro derecho para sacar adelante esta causa" judicial.

Sobre su postura sobre la decisión de la justicia alemana, ha manifestado que "no nos pronunciamos nunca sobre lo que acontece en la justicia de España, tampoco lo vamos a hacer sobre la justicia alemana". 

Y mientras... Puigdemont saca pecho

Las primeras reacciones desde la Generalitat ya han llegado. Después de que las filas independentistas hayan aplaudido la decisión de la justicia alemana, el consejero Ernest Maragall se ha mostrado convencido de que Supremo rechazará la extradición de Puigdemont y ha reclamado la libertad "inmediata" de los soberanistas en prisión preventiva por rebelión.

El último en hacerlo ha sido el propio Puigdemont, que a través de un comunicado en las redes sociales ha exigido la liberación inmediata de los consejeros presos y líderes independentistas –en un acto calcado al que Quim Torra ha realizado esta mañana– que están encarcelados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad