El gen convergente muta eternamente

El Tribunal Supremo rechazará la extradición de Puigdemont

stop

El Tribunal Supremo no aceptará la entrega de Puigdemont sólo por malversación y estudia dos alternativas

Barcelona, 12 de julio de 2018 (18:07 CET)

El Tribunal Supremo no aceptará la entrega de Carles Puigdemont sólo por malversación. La solución de la justicia española pasa ahora por retirar directamente la euroorden sin mayor trámite o elevar el asunto ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, según adelanta El Mundo. La decisión se tomará en las próximas horas.

Si la justicia española retira la euroorden, el expresidente de la Generalitat no deberá ser entregado mientras esté en Alemania y, si se traslada a otro país, sí se podría reactivar la petición de entrega para que la resolvieran los tribunales siguiendo su propia jurisdicción.

La opción de acudir ante el Tribunal de la UE tiene mucha fuerza, según demostró el pasado abril la Fiscalía, cuando informó de que en caso de una negativa definitiva de Alemania estudiaría "la eventual posibilidad de ejercitar las acciones pertinentes".

Pablo Llarena, el magistrado que instruye el caso, ya se mostró más proclive a acudir al tribunal de Luxemburgo. No obstante, todo indica que esperará a tener la traducción de la resolución alemana para tomar una decisión.

Las posibilidades de Puigdemont en España

Sobre la posibilidad de que Puigdemont vuelva a España voluntariamente, la justicia no tendría ningún problema en detenerlo y juzgarlo por rebelión.

¿Qué ocurriría en ese caso? Una entrega por malversación, al haberse superado la cifra de 250.000 euros defraudados, podría acabar con una condena elevada que oscilaría entre los seis y los 12 años de prisión.

No obstante, al tratarse de un delito económico, cabe la posibilidad de que se repare el dinero malversado y, por tanto, se reduzca la condena y se evite la entrada en prisión de manera provisional. 

La única posibilidad de un regreso al país sin enfrentarse a la justicia pasa por esperar a que prescriba el delito (20 años). 

El independentismo, de momento, lo celebra

La decisión se ha conocido horas después de que la Audiencia territorial de Schleswig-Holstein (Alemania) haya decidido entregar a Puigdemont por un presunto delito de malversación y no por el presunto delito de rebelión. El tribunal no ha decretado tampoco medidas cautelares.  

A este respecto, el independentismo ha reinterpretado la resolución y la ha celebrado como un éxito. “Hemos derrotado la principal mentira sostenida por el Estado. La justicia alemana niega que el referéndum del 1 de octubre fuera rebelión”, tuiteó el expresidente catalán en Twitter poco después de conocer la noticia. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad