Esquerra quiere ir al 21-D con una lista propia, con Junqueras, y no ve la lista unitaria que le propone el Pdecat, que ha elegido a Puigdemont como candidato. EFE/QG

Carles Puigdemont convocará elecciones (con estas fechas y mediadores)

stop

Puigdemont se inclina por las elecciones, sin DUI, después de valorar que no había otra forma de salvar el 155, a pesar de la presión de Junqueras

Manel Manchón

Economía Digital

Esquerra quiere ir al 21-D con una lista propia, con Junqueras, y no ve la lista unitaria que le propone el Pdecat, que ha elegido a Puigdemont como candidato. EFE/QG

Barcelona, 26 de octubre de 2017 (12:45 CET)

Reunión de nuevo en el Palau de la Generalitat. Carles Puigdemont reacciona. La insistencia de Artur Mas, de Santi Vila y de la dirección del Pdecat, han hecho mella. Y pese a despreciar en las últimas horas sus consejos, porque quería convocar elecciones, pero tras una declaración de independencia que pusiera en valor los resultados del referéndum del 1-O, el presidente catalán ha concluido que la prioridad absoluta es evitar el 155 de la Constitución.

Convocará elecciones, por tanto, sin esa declaración, con lo que los comicios se podrían celebrar justo antes de Navidad, previsiblemente el 20 de diciembre, para no coincidir con el domingo 24, víspera de Navidad.

Puigdemont ha reunido a sus consejeros, y a la cúpula de Junts pel sí, y los partidos, el Pdecat y ERC, han convocado a sus ejecutivas. La intención de Puigdemont es realizar el anuncio de inmediato, para que se tenga en cuenta en el Senado, que esta tarde aborda el debate sobre el 155, con las alegaciones que ha presentado la Generalitat y que defenderá el delegado en Madrid, Ferran Mascarell.

Puigdemont trata de asegurarse que el 155 quedará en suspenso

El mandatario catalán ha estado obsesionado en las últimas horas por una idea y es que la convocatoria electoral pudiera no servir para nada, tras las afirmaciones de miembros del Gobierno de Mariano Rajoy, según las cuales Puigdemont debía “hacer más cosas”. Es decir, renunciar de forma explícita a la declaración de independencia y volver a la legalidad.

Ahora, tras una mediación, en la que habría intervenido el lehendakari Urkullu, según distintas fuentes, con una implicación también determinante del socialista Miquel Iceta, la retirada del 155 sería posible, con esa convocatoria electoral. Puigdemont ha logrado salvar la presión del núcleo independentista, y, en particular, de Oriol Junqueras, que había sostenido que no quedaba otra posibilidad que declarar la república.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad