Carles Puigdemont tiene como mejor aliado a la Asamblea Nacional Catalana y a buena parte de sus bases. EFE/Quique García

Puigdemont esperará la consulta de la ANC antes de ceder el testigo

stop

Carles Puigdemont mantiene a Junts per Catalunya y a ERC en vilo, mientras la ANC fuerza la maquinaria para una consulta que levanta tensiones internas

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Carles Puigdemont tiene como mejor aliado a la Asamblea Nacional Catalana y a buena parte de sus bases. EFE/Quique García

Barcelona, 03 de mayo de 2018 (04:55 CET)

Nunca se puede dar nada por seguro con Carles Puigdemont. El expresidente de la Generalitat ha desarrollado en los últimos meses una enorme capacidad de improvisación y nadie se acaba de fiar del desenlace que tendrá la reunión del grupo de Junts per Catalunya en Berlín este sábado. En principio debe servir para desbloquear la investidura, pero la mayoría prefiere evitar apuestas.

"En teoría se bajará del burro, pero véte a saber", comentan los negociadores, escarmentados de los giros de guión de Puigdemont. Lo cierto, sin embargo, es que existe una corriente mayoritaria dentro de Junts per Catalunya y de ERC que confía en que, esta vez sí, el líder huido designará a un candidato efectivo para presidir la Generalitat.

Cónclave en Berlín: "En teoría se bajará del burro, pero véte a saber"

Esa misma corriente apuesta por Elsa Artadi, pero la joven dirigente mostró ayer, miércoles, su rostro más iracundo ante los medios de comunicación. Siempre jovial y risueña ante los periodistas, Artadi salió de una reunión de grupo en el Parlament con el ceño fruncido. Algo no marcha bien con Artadi.

Poco después de trascender que Junts per Catalunya preparaba este sábado una especie de cónclave vaticano para designar al nuevo Papa del soberanismo, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) –uno de los aliados más valiosos de Puigdemont– se apresuró a anunciar una consulta entre sus bases para pronunciarse sobre el escenario creado. ¿Quieren las bases renunciar a que Puigdemont sea el candidato a la investidura? Y en caso afirmativo, ¿quieren un plan D o quieren elecciones?

A medida de Puigdemont

El anuncio de consulta de la ANC generó tensiones internas inmediatas. "Exigimos una explicación inmediata sobre esta consulta. Hay una hoja de ruta aprobada por los socios y la defendió la presidenta Elisenda Paluzie. ¿Qué esta pasando?", preguntó una de las territoriales de la ANC.

Pero no obtuvo ninguna respuesta. La consulta debe celebrarse de forma telemática entre este jueves y este viernes, justo antes del cónclave en Berlín. Pero no existen ni instrucciones sobre la votación, ni explicaciones públicas de Paluzie sobre una consulta diseñada a medida de Puigdemont.

Territoriales de la ANC exigen explicaciones sobre una consulta que no estaba planificada

El expresidente de la Generalitat no piensa ceder el testigo sin conocer la fortaleza de esta votación. De hecho, hay quien sugiere que basta con que haya trascendido que está dispuesto a facilitar una investidura efectiva para que se disponga a llevar a cabo la acción contraria. "Es un personaje de psicología inversa. También es cierto que cada día está más solo", sugieren los negociadores.

Antes de Berlín, quedan los últimos fuegos artificiales en el Parlament. Este viernes se aprobará la reforma para aprobar la investidura a distancia, que, automáticamente será impugnada. El guión de Puigdemont seguirá así su curso. Acabada la votación en el Parlament, los diputados de Junts per Catalunya pondrán rumbo a Berlín. 

 

 

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad