Puigdemont intentará de nuevo la vía del referéndum pactado con Madrid

stop

El presidente catalán no detalla cuándo sería esta votación. Sus socios de gobierno, la CUP, le exigen desde hace meses una convocatoria unilateral

Carles Puigdemont, durante los actos conmemorativos de la Diada nacional de Cataluña, este domingo. EFE/Marta Pérez

Barcelona, 11 de septiembre de 2016 (14:23 CET)

Ante medios extranjeros, en la tradicional rueda de prensa con motivo de la Diada, Carles Puigdemont ha dejado caer que llamará de nuevo a la puerta de La Moncloa. El presidente catalán ha asegurado que el próximo 28 de septiembre, fecha en la que se someterá a una moción de confianza en el parlamento catalán, planteará al Estado una propuesta de referéndum en Cataluña dentro de la legalidad.

Puigdemont no ha aclarado en qué plazos se celebraría esta votación ni qué implicaciones tendría en su relación con la CUP. Los anticapitalistas, socios de gobierno de Junts Pel Sí, exigen desde hace meses la convocatoria de un referéndum unilateral. La respuesta de las instituciones españolas previsiblemente será la misma de siempre: Cataluña no tiene competencias para convocar una votación de este tipo.

Con este gesto el jefe del ejecutivo catalán pretende dar pasos, o al menos ganar tiempo, para progresar en la hoja de ruta hacia la independencia con la que Junts Pel Sí se presentó a las urnas. Según ha explicado este domingo Puigdemont, su aspiración es que de cara a la Diada del próximo año, septiembre de 2017, ya se hayan convocado "elecciones constituyentes" en Cataluña. Entonces el territorio ya tendría que encontrarse "en el tránsito entre la pos-autonomía y la pre-independencia", ha indicado el político de la antigua CDC.

"Mecanismo eficaz y seguro"

¿No es un paso atrás en la supuesta hoja de ruta insistir en la convocatoria de un referéndum pactado? "Voy a insistir el día 28 en hacer una propuesta en este sentido a la política española. Si hay posibilidades de utilizar un referéndum como mecanismo eficaz y seguro para que la gente decida, claro que no está descartado", ha argumentado.

En caso de no haber acuerdo con el Estado, Puigdemont ha indicado que la "fórmula" prevista es llamar de nuevo a comicios a los catalanes (elecciones constituyentes, según su terminología), un "verdadero plebiscito de validación" del proceso independentista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad