Carles Puigdemont, entrando en la prisión de Neumünster (Alemania), donde hizo una donación a la biblioteca de la institución días después de ser excarcelado

Puigdemont será detenido en campaña (según su abogado)

stop

Gonzalo Boye: "Una vez se dicte la sentencia, y en plena campaña electoral, se dictarán las nuevas órdenes europeas e internacionales de detención"

Economía Digital

Carles Puigdemont, entrando en la prisión de Neumünster (Alemania), donde hizo una donación a la biblioteca de la institución días después de ser excarcelado

Barcelona, 20 de septiembre de 2019 (15:02 CET)

Carles Puigdemont será uno de los grandes protagonistas de la campaña de las elecciones generales. Y no lo será por sus palabras ni por sus actos, sino porque podría ser detenido. Así lo prevé Gonzalo Boye, uno de sus principales abogados: "Una vez se dicte la sentencia del procés, y en plena campaña electoral, se dictarán las nuevas órdenes europeas e internacionales de detención".

El defensor de Puigdemont, en un artículo en El Nacional, se mostró convencido de que el juez Pablo Llarena emitirá la tercera euroorden de detención una vez se conozca el fallo del Tribunal Supremo sobre el proceso independentista y que esta sentencia se producirá durante la campaña de las elecciones generales. 

Esta euroorden, a diferencia de las dos anteriores, no podrá retirarse y, también a diferencia de las dos anteriores, se basará en una sentencia firme del Supremo. Según las previsiones del abogado de Puigdemont, la euroorden no sólo afectará al expresidente de la Generalitat, sino también al resto de huidos de la justicia española. "Se abrirán los correspondientes procesos en Bélgica, Escocia y Suiza, que, igualmente, marcarán el debate y, muy probablemente, los resultados electorales", consideró.

Los augurios del abogado de Puigdemont

De hecho, Gonzalo Boye cree que toda la campaña va a venir marcada por decisiones judiciales e incluso deslizó que habrá jueces que aprovecharán para marcarse tantos ante los dirigentes políticos puesto que hay que renovar el Poder Judicial.

"Entre ahora y el 10 de noviembre —fecha prevista para las elecciones generales—, no habrá semana en que algún tema judicial no juegue un papel fundamental en el desarrollo no sólo de la campaña electoral, sino también en su resultado", pronosticó el abogado.

Y, a continuación, dio a entender que los jueces se pondrán en el escaparate ante los políticos. "Quien dé a los partidos una carta electoral útil para sus respectivas campañas sabrá hacer un buen uso del regalo cuando le toque promocionarse para un cargo que, en gran medida, dependerá de los principales partidos representados en las Cortes", aseguró Boye.

El juicio a Torra, pospuesto

Claro que no siempre acierta. Valga una muestra extraída del mismo artículo, publicado este viernes: Boye pone como ejemplo de esa influencia que pueden tener los tribunales en las elecciones el juicio por desobediencia a Quim Torra por no haber quitado la pasada primavera los lazos amarillos y las pancartas en favor de los presos de los edificios públicos cuando se lo pidió la junta electoral.

"Es inevitable que el enjuiciamiento de un presidente de la Generalitat en ejercicio sirva de ariete al debate preelectoral y tenga consecuencias en el resultado de las próximas generales", escribe Boye. Pero este mismo viernes, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) anunciaba que aplaza el juicio a Torra, inicialmente previsto para la semana que viene, hasta el 18 de noviembre, es decir, ocho días después de las elecciones, alegando la imposibilidad de resolver antes sobre  as recusaciones de jueces solicitadas por el president.

Encuentro Mas-Puigdemont

El expresidente de la Generalitat Artur Mas volvió a reunirse en Bélgica con quién fue su sucesor en el cargo, Carles Puigdemont, para seguir perfilando el proceso de reordenación del espacio político de JxCat. La reunión, que tuvo lugar jueves, sirvió para avanzar en la determinación de cómo pueden encajar las piezas para estructurar JxCat.

Ambos expresidentes ya se reunieron a Waterloo, donde reside Puigdemont, el 19 de junio, un encuentro en que no consiguieron desencallar la fórmula porque lo Pdecat y el resto de actores de este espacio confluyeran definitivamente, aunque sí acordaron dotar JxCat de una estructura "eficaz y operativa".

Entre los asuntos a resolver, en este sentido, hay la orientación estratégica de la organización, los nombres que tendrán que posarse al frente del proyecto o la cuestión de los activos y pasivos del Pdecat, partido que dispone de los derechos de la marca JxCat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad