Torra y Puigdemont, en uno de sus encuentros en Berlín. EFE

Puigdemont y Torra restan apoyos a JpC y dan alas a ERC y la CUP

stop

El cóctel entre la línea dura independentista promovida por Puigdemont y el "deshielo" entre Moncloa y Generalitat desgasta a JpC

Barcelona, 20 de julio de 2018 (14:38 CET)

La combinación entre la estrategia de presión planteada por el expresidente Carles Puigdemont y el núcleo duro de Junts per Catalunya (JpC), por un lado, y el supuesto deshielo entre el gobierno catalán de Quim Torra y el ejecutivo central de Pedro Sánchez, por otro, es un cóctel que los votantes de la coalición postconvergente no están digiriendo bien. Y el resultado es un desgaste de la formación que está dando alas, por un lado a ERC, y por otro, a la CUP.

Así se desprende de la última encuesta del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat. según la cual, los republicanos, que ahora tienen 32 diputados en el Parlament, ganarían las elecciones en Cataluña obteniendo entre 35 y 37 escaños, mientras que JpC, que en los comicios del 21 de diciembre se impuso por sorpresa a los de Oriol Junqueras obteniendo 34 escaños, perdería de 5 a 7 diputados, quedándose con entre 27 y 29.

La caída en la estimación de voto de los puigdemontistas, además, no es puntual, sino sostenida. El anterior barómetro del CEO, el de abril, aún sin gobierno en la Generalitat,  les atribuía de 30 a 32 diputados. Aparte de ERC, también (y sobre todo) la CUP capitaliza su descenso. A los antisistema, ahora con 4 diputados, les atribuye el CEO entre 8 y 10.

Baja fidelidad de los votantes de JpC

Hay otro indicador preocupante para JpC: la formación es la que pierde más votantes. El porcentaje de encuestados que le votaron en diciembre y volverían a hacerlo es del 66%, el más bajo de entre todos los partidos con representación parlamentaria. Así, en el caso de ERC, el 80,9% de sus votantes repetirían apoyo , y en el de la CUP, el 76%.

Si salimos del bloque soberanista, también en todos los casos la fidelidad es mayor que la de los votantes de JpC: es de un 69% en el caso de los del PP; un 75,7% en el de Catalunya en Comú Podem, un 76,5% en el del PSC y un 76,6%, en el de Ciudadanos.

La encuesta hecha pública este viernes se llevó a cabo en plena fase de inicio del supuesto deshielo

Los resultados del barómetro son similares a los de la encuenta de Gesop que el domingo publicó El Periódico, en la que la caída de JpC, a quien se le concedían de 26 a 27 escaños, era aún más acentuada.

La encuesta hecha pública este viernes se llevó a cabo en plena fase de inicio del supuesto deshielo, entre el 23 de junio y el 14 de julio, un intervalo durante el cual se produjo el encontronazo diplomático entre Torra y el embajador español en Washington, la primera reunión entre Torra y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez o la decisión de la justicia alemana de entregar a Puigdemont por malversación pero no por rebelión.

Pugna con ERC y el Pdecat

En esta etapa, JpC ha asumido un papel mucho más beligerante que ERC, o que el propio Pdecat, integrado en la formación pero cuya cúpula, encabezada por Marta Pascal, ha tratado de mantener una línea posibilista más cercana a la de los de Junqueras.

Puigdemont, de hecho, ha dado la espalda a la dirección del partido neoconvergente, sobre todo después de que los de Pascal impusieran su criterio en la pugna sobre la moción de censura contra Mariano Rajoy, que el Pdecat acabó avalando pese a que el expresident se decantaba por una abstención que de haberse producido habría impedido el vuelco en la Moncloa.

El expresidente catalán, de hecho, pretende culminar en la asamblea general que el partido celebra este fin de semana el abrazo del oso sobre la ejecutiva de Pascal, presionada para diluir el partido en la Crida Nacional per la República, la nueva marca encabezada por Puigdemont y que tamibén cuenta entre sus impulsores con Torra y el expresidente de la ANC Jordi Sànchez.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad