Protesta independentista, en una imagen de archivo. EFE-MP

Quim Torra encarga a sus diputados la agitación en las calles

stop

La Generalitat reitera su simpatía con las protestas, coloca a sus consellers en el burladero y a sus diputados en la muchedumbre

Barcelona, 20 de diciembre de 2018 (17:15 CET)

La Generalitat sigue jugando a hacer equilibrios para satisfacer al independentismo más recalcitrante y a la vez vender que trata de rebajar la tensión de cara a la jornada de mañana viernes, marcada por el Consejo de Ministros en Barcelona y el rosario de movilizaciones convocadas para protestar por la celebración del mismo. 

De ahí que el gobierno catalán, pese a insistir en sus simpatías con las protestas, no vaya a participar en ninguna. Tampoco en la manifestación unitaria impulsada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), cuyo inicio está convocado a las seis de la tarde en los Jardinets de Gràcia. Así lo explicó este jueves la portavoz del ejecutivo de Quim Torra, Elsa Artadi, que dejó claro que ni el president ni ninguno de sus consellers acudirán a la cita, aunque sí lo harán representantes tanto de Junts per Catalunya (JpC) como de ERC; las dos fuerzas que integran el govern.

Rosario de protestas

Artadi insistió en que tanto derecho tiene el Gobierno a reunirse en Barcelona como la ciudadanía a protestar porque lo haga, y se desentendió de las llamadas vía redes sociales a cortar carreteras y puntos neurálgicos para las comunicaciones con el pretexto de que al govern no le constan no hay ninguna convocatoria oficial para esas acciones de protesta. 

Además de la manifestación unitaria, por la mañana la ANC ha convocado una marcha lenta de vehículos a motor para colapsar la red viaria en Barcelona, y Òmnium Cultural un "consejo de ministros popular" frente a la estación de Francia, a apenas 500 metros de la Llotja de Mar, la sede de la Cambra de Comerç de Barcelona, que es el edificio escogido para acoger la reunión ministerial, y frente al cual los llamados Comités de Defensa de la República (CDR) también han llamado a concentrarse en repulsa por la visita de Pedro Sánchez y su gabinete.

Despliegue policial

En el dispositivo policial participarán agentes de los Mossos d'Esquadra, la Guardia Urbana, la Policía Nacional y la Guardia Civil. El Gobierno ha desplazado a Cataluña más de un millar de agentes de estos dos últimos cuerpos. El dispositivo se coordinará con un mando conjunto que se activa este jueves por la tarde. El conseller de Interior, Miquel Buch, aseguro que los Mossos "garantizarán todos los derechos, de manifestación, de reunión y la seguridad de las personas y los bienes públicos". 

Al conseller le preguntaron en la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo ejecutivo de la Generalitat si la Policía Nacional podría usar este viernes balas de goma. Buch admitió que el veto que aprobó el Parlament a esta munición afecta solo a la policía catalana, pero insistió en que este viernes serán los Mossos los que se ocupen del mantenimiento del orden público, porque es su competencia, mientras que el resto de cuerpos se ocuparán de otros ámbitos del despliegue, que no detalló.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad