Quim Torra, flanqueado por su vicepresidente, Pere Aragonès, y la portavoz del govern, Meritxell Budó, en la Generalitat. Foto: EFE/TA

Torra manda a su número dos (de ERC) a dar la cara por la publicidad

stop

La Generalitat acepta comparecer para explicar por qué el año pasado gastó 32,5 millones en publicidad institucional, como pidieron el PSC y los comunes

Iván Vila

Economía Digital

Quim Torra, flanqueado por su vicepresidente, Pere Aragonès, y la portavoz del govern, Meritxell Budó, en la Generalitat. Foto: EFE/TA

Barcelona, 27 de agosto de 2019 (14:33 CET)

El govern de Quim Torra comparecerá en el Parlament para dar cuenta del aumento del gasto publicitario registrado en 2018, cuando la partida ascendió a 32,48 millones de euros, un 5,6% más que el año anterior.

Eso si, no será el propio Torra, ni la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, los que acudirán a dar cuentas a la cámara catalana, como el lunes pidió Catalunya en Comú Podem (CECP), sino el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès (ERC), porque es de él de quien depende la dirección general de difusión, que es la que encargada de las inserciones publicitarias en medios. 

La propia Budó fue la encargada de anunciar este martes que el ejecutivo de Quim Torra acepta dar explicaciones, y también de precisar que no le correponde hacerlo a ella, sino a Aragonès.

Difusión dependía del área de Presidencia la legislatura pasada, pero al principio de esta, se segregó y se la que quedó la vicepresidencia, en manos de ERC, como parte del reparto de las responsabilidades relacionadas con la comunicación entre Esquerra y sus socios de Junts per Catalunya (JxCat).

Gasto récord desde 2010

Ahora, Presidencia gestiona las subvencione a los medios vinculadas al uso del catalán, y cuyo montante se calcula en función de la difusión, y Vicepresidencia se ocupa de la publicidad institucional, que es la que ahora está en el punto de mira a raiz del informe del Consejo Asesor sobre Publicidad Institucional, cuyo contenido avanzó el sábado Expansión y que es donde se detalla que el año pasado la Generalitat se gastó 32,48 millones en poner anuncios. Es decir, más que cualquier otro año desde 2010, antes de los recortes de los gobiernos de Artur Mas.

El informe además evidenciaba una falta de correlación entre las cantidades destinadas a cada medio y la difusión de los mismos, y un sesgo a la hora del reparto del pastel publicitario que benefició a medios con una línea editorial afín a la Generalitat.

El lunes, el PSC y los comunes pidieron al govern que dé explicaciones en el Parlament. Los socialistas, además, reclamaron los expediente de todos los contratos publicitarios suscritos el año pasado y en lo que llevamos de 2019.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad