Quim Torra durante la sesión inauguración de la reunión anual del Círculo de Economía

Quim Torra se lleva un bofetón de los empresarios catalanes

stop

El presidente del Círculo de Economía critica a Torra por las pérdidas económicas derivadas del conflicto y por la pobre gestión del día a día

Barcelona, 30 de mayo de 2019 (18:35 CET)

Quim Torra no ha salido muy bien parado de la tradicional visita del presidente de la Generalitat a la reunión anual del Círculo de Economía. Torra protagonizó la sesión inaugural, pero sin ni siquiera haber tomado la palabra se llevó un revés del presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, que criticó la situación política creada por el independentismo porque "las pérdidas económicas" comienzan a notarse.

A Brugera se le entendió todo. Dejó claro el hartazgo del empresariado por la hoja de ruta soberanista y alertó a Torra de que "priorizar la independencia lleva a olvidar la gestión del día a día". El Círculo de Economía, el lobby empresarial más potente de Cataluña, reclamó una rectificación a la Generalitat porque, a su entender, su parálisis se ha contagiado a la actividad económica."Existe una falta de grandes proyectos empresariales y una ausencia de nuevas grandes sedes corporativas", lamentó.

El presidente del Círculo de Economía también cargó contra la Generalitat por abandonar la gestión de las políticas públicas y llenar la agenda de Cataluña únicamente con el conflicto político. Los empresarios constataron una falta de liderazgo por parte de las Instituciones catalanas. "Las urgencias sociales piden la atención de todos, pero especialmente de los gobernantes", subrayó Brugera. 

La obsesión por la independencia también ha distraído al Govern de cuidar al empresariado catalán, que, actualmente, ha perdido influencia en la economía española. Pese a las duras palabras de Brugera, este asegura que hay margen para mejorar y reanimar el potencial económico de Cataluña, y destacó que el Círculo de Economía "se pone al servicio del Govern". 

Quim Torra y el 80%

Pero Torra hizo oídos sordos a las advertencias del lobby catalán, al que pidió que se implicara en la defensa de un referéndum de autodeterminación en Cataluña y en Madrid. Según el presidente de la Generalitat, se trata de lo que "quiere el 80% de los catalanes" y del "único camino de estabilidad y progreso posible". 

Torra subrayó la situación de "deriva represiva" contra Cataluña en la que está sumergido el Estado Español. A su parecer, la llegada del PSOE al Gobierno no ha suavizado dicha represión, que se ha manifestado a través de las resoluciones de la Junta Electoral contra los partidos independentistas y de las suspensiones de los diputados y senadores presos y los eurodiputados electos. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad