El balcón de la Generalitat, con un lazo amarillo, antes de que lo cmabiaran por uno blanco. /EFE
stop

La Junta Electoral Central debe decidir a lo largo de este jueves si sanciona a Torra o si traslada el asunto a la Fiscalía

Barcelona, 21 de marzo de 2019 (18:35 CET)

A raíz de la nueva pancarta que el gobierno de Quim Torra ha colgado en el balcón de la Generalitat, el litigio en la Junta Electoral Central (JEC) continúa. El organismo se reúne esta tarde para determinar sanciones y ya ha recibido la primera parte de la documentación tras pedir información a la Delegación del Gobierno sobre “los posibles elementos colgados en sustitución”. El organismo jurídico evaluará el cambio de pancarta y decidirá si traslada el asunto a la Fiscalía.

A su vez, el presidente catalán Quim Torra ha enviado un escrito a la junta, en el que alega que ya no hay "ni banderas esteladas ni lazos amarillos" en los edificios públicos (puesto que ha colocado una nueva pancarta con un lazo blanco), y pidió que se desestime la nueva denuncia de Ciudadanos. A lo largo de la mañana, las conselleries que no habían quitado sus símbolos secundaron la acción de Torra, y hubo un cambio generalizado de los lazos amarillos por los blancos.

El PSOE se lava las manos; Ciudadanos y PP cargan contra Sánchez

El resto de partidos políticos también ha reaccionado al juego de pancartas de Quim Torra. Desde Bruselas, adonde acudió a una reunión del Consejo Europeo, Pedro Sánchez recordó que la decisión sobre el asunto de los lazos lo tiene la JEC, a la que debe acatar el partido. El presidente del Gobierno aseguró que no hay que dejar que las instituciones públicas sean "patrimonializadas como están haciendo los independentistas"

Ciudadanos anunció que presentará una tercera denuncia ante la Junta, en contra de los símbolos, ya que “ataca a la neutralidad que tienen que tener las instituciones públicas”. El partido de Albert Rivera señaló al gobierno de Torra, y pidió una copia de la autorización administrativa para poner la pancarta, para saber quién es el responsable y quién la ha pagado. 

La representante de la formación naranja en Cataluña, Inés Arrimadas, cree que Torra ha vuelto a saltarse la ley, burlando la resolución de la JEC: “No le tienen respeto a Cataluña y a la democracia. Es indignante que el separatismo se piense que lo edificios públicos son suyos.” También criticó a Sánchez, a quien calificó como la “marioneta del separatismo”, porque "ha mirado hacia otro lado y ha cedido ante el independentismo".

Desde el PP opinan que Torra debería preocuparse más por la situación real de la población de Cataluña y que Sánchez está permitiendo que los independentistas engañen a España y al Gobierno, “porque necesita sus votos”. Pablo Casado, presidente de la formación azul, cree que es Sánchez el que debe hacer que los cuerpos de los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana salgan a la calle para “garantizar el espacio público”.

Por otro lado, la vicesecretaria general de Comunicación del partido, Marta González, declaró que Torra “vive en un mundo irreal en el que está jugando a esta especia de juego, en el que estamos perdiendo la paciencia, la mayoría de los que nos vemos obligados a jugar, y no nos hace ninguna gracia”

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad